ÁREA DE
SEGURIDAD
 
Seguridad viaria




Sección coordinada por el Dr. J. Mateu Sancho  +
Fecha de publicación: 23-03-2009

"EL NIÑO Y LA CIRCULACIÓN"
Debido a su escasa estatura, a su percepción visual del mundo que les rodea y al no centrar debidamente su atención en momentos determinados, los niños se hallan en desventaja y más expuestos que los adultos a los peligros que pueden presentarse al circular por cualquier via publica.
DESVENTAJAS SEGÚN LA EDAD

  • Por su estatura.
    • - para ver.
    • - para se visto.
  • Por su percepción visual.
  • Por dispersión de su atención.


POR LO QUE SE REFIERE A SU ESTATURA

  • La estatura del niño es una desventaja para su seguridad vial tanto para ver como para ser visto.

 Para ver:
  • Hay que tener presente que los ojos de los niños (hacia los seis años) se hallan mas o menos a unos 105 cm. del suelo. Por tanto para poder visualizar las señales de tráfico han de levantar sus ojos.

 Para ser visto:
  • La estatura de los niños puede ser un problema al impedir que en ocasiones no puedan llegar a ser vistos.


POR LO QUE SE REFIERE A SU PERCEPCION VISUAL

  • Los niños giran la cabeza para así utilizar su visión periférica pues solo ven lo que esta en su campo visual central.(debido al insuficiente desarrollo del sentido de lateralidad).
  • Un niño necesita unos 4 segundos para distinguir un vehiculo que se acerca (a diferencia de los adultos que solo necesitan 1/4 de segundo). Hay que tener presente que por la noche aumentan los peligros de percepción.
  • Los niños no son capaces de percibir velocidad-tamaño-distancia a la misma distancia los niños perciben más cerca un coche que un camión.
  • A los niños les es difícil localizar la procedencia de un sonido y por ello les es difícil identificar tanto el sonido del claxon del coche que se aproxima como en ocasiones los gritos de advertencia.


POR LO QUE SE REFIERE A SU PERCEPCION VISUAL

  • Antes de los 7 años el niño no tiene desarrollado el sentido del percibir un peligro inminente debido a la cantidad de estímulos que le afectan en la y por tanto su atención se halla dispersa.
  • El hecho de correr y saltar en la vía pública hace que los niños no presten la debida atención al trafico rodado.
  • La rutina del mismo camino diario hace que los niños lleguen a subestimar los peligros.
  • En ocasiones el hecho de ir con sus padres crea en el niño un ambiente de confianza que les hace subestimar los peligros.
  • Un niño puede entrar en estado de pánico ante un peligro inminente quedando sin poder reaccionar ante el ambiente que le rodea.


Para saber más sobre este tema:
Listado de articulos