INFANCIA SEGURA:
HOGAR
Web para padres especializada en Seguridad y Prevención de Accidentes Infantiles
 



La cocina El cuarto de baño El cuarto infantil La sala de estar La habitación de los padres El jardín y el garaje


 

La sala de estar

Sección Coordinada por el Dr. J. Mateu Sancho  +
Fecha de publicación: 06/07/2009


LA SALA DE ESTAR IDEAL
La "sala de estar" a pesar de ser la habitación de la casa donde se reúnen y reciben familiares y amigos, estadísticamente no es el lugar donde más se accidentan los niños (ocupa el tercer lugar en el ranking de accidentes después de la cocina y el cuarto de baño).
Hay que tener en cuenta que cuando el niño empieza a gatear, en su afán de desplazarse y explorar todo aquello que esta a su alrededor, es capaz de transformar cualquier objeto de uso habitual, en un agente de accidentabilidad.
Por otra parte no hay que olvidar que, a pesar de que gran mayoría de los accidentes en el hogar tienen lugar por falta de seguridad por descuidos, etc. en muchas ocasiones se producen accidentes, que no están en nuestras manos el poder evitarlos, tanto por la moderna disposición y tecnificación de las viviendas modernas como por la poca participación en su diseño por parte de las personas encargadas en estos menesteres.
Y es en la sala de estar donde por desgracia abundan más las recomendaciones que las normas obligatorias, es decir donde abundan más los criterios de voluntariedad por parte de los padres y cuidadores que las exigencias de seguridad obligatorias Por otra parte tal espacio por sus características dicha sala suele ser considerada como "territorio de los padres" olvidándose a menudo que también es el "territorio de los niños"
Es pues importante tener en cuenta que el estricto cumplimiento de una serie de recomendaciones, por parte de aquellas personas que están al cuidado de los niños, puede convertir una habitación hostil en una habitación segura.
Suelo: es importante procurar para evitar caídas que el suelo de la sala de estar no este resbaladizo tanto por estar demasiado gastado como por estar indebidamente encerado.
A la vez es importante vigilar que el suelo este libre de objetos o juguetes de pequeño tamaño, pues es de todos conocido que el niño que gatea se pone en la boca todo lo que logra alcanzar con el consiguiente peligro de atragantarse.
En caso de que el suelo sea de parquet es importante vigilar que no esté astillado.
Si se coloca alguna alfombra sobre el suelo hay que procurar no haya ningún cable por debajo de ella.
Puertas: es conveniente instalar topes en las puertas de acceso al balcón o terraza (si las hubiere) para evitar que éstas se cierren bruscamente con el consiguiente peligro de que el niño pueda pillarse los dedos. También es conveniente instalar sistemas de bloqueo o un seguro de bisagras para evitar que tales puertas puedan abrirse o impedir el cierre total de las mismas.
Respecto a las puertas que separan la sala de estar de las otras habitaciones o que comunican con el balcón es preciso estén siempre bien cerradas o en su defecto deben colocarse barreras protectoras de seguridad que impidan su paso. En caso de existir puertas de cristal, es conveniente que sean a prueba de rotura o colocar en ellas algún adhesivo de color. Con mucha frecuencia la ausencia de tales señales da lugar a que los niños se accidenten al correr y chocar contra ellas.
Hay que tener en cuenta que manipular el pomo de la puertas es un reto para los niños Para impedir que los manipulen es preciso colocar en ellos una cubierta-tirador de seguridad.
Iluminación: es conveniente instalar una única luz que ilumine toda la habitación. Las lámparas de pié, deben evitarse ya que los niño pueden tropezar con los cables y caerse (razón por la cual hay que procurar que todos los cables de tales lámparas sean cortos y estén siempre ocultos).
Escaleras: en los apartamentos "duplex" la escalera interior que comunica ambos niveles debe estar correctamente iluminada y su pasamanos (en caso de estar presente) bien sujeto y su altura adecuada.
Los peldaños por otra parte no deberían tener mas de 15 cm. de altitud ni 25 cm. de fondo. Si son de mármol o similar en modo alguno debe encerarse. Lo ideal es recubrirlos con elementos antideslizantes. En caso de estar recubiertos de moqueta hay que vigilar que la misma este firmemente adherida a cada escalón.
Cuando el niño empieza a andar es conveniente colocar en tales escaleras barreras de seguridad (indistintamente metálicas o de madera) tanto al principio como al final de las mismas, procurando que estén dotadas de mecanismos de apertura difíciles de manejar por los menores de dos años y sobre todo estén firmemente apoyadas a la pared.
Es importante que toda barrera de seguridad no tenga piezas de pequeño tamaño ni bordes cortantes. A la vez su altura no debe ser inferior a 65 cm.
Es imprescindible que las barreras de seguridad estén siempre cerradas y nunca debe pasarse de un lado a otro saltando por encima de ellas para no dar ejemplo a los niños. Es preciso que revisar periódicamente que esté correctamente instalada y nunca colgar objetos en su barandilla.
Las barreras de seguridad son también útiles para que los niños no entren en ciertas habitaciones donde pueda existe el riego de que se accidente.
Ventanas. balcón y terraza: para evitar que los niños se asomen a la ventana con el consiguiente peligro de caerse al exterior es preciso no colocar sillas, macetas, taburetes etc. encima de cualquier mesa situada junto a ella, pues en un momento determinado los niños podrían hacer servir todo ello de trampolín. Por otra parte es conveniente colocar cadenas de seguridad en las ventanas para impedir que se abran totalmente.
Por lo que respecta al balcón es importante que además de cumplir con las normas técnicas obligatorias de seguridad (distancia no superior a 10 cm. entre los barrotes y altura de la barandilla de unos 90 cm.), no se instalen en él elementos tales como sillas o taburetes que permitan que el niño pueda encaramarse y caerse al exterior.
Como medida de precaución pueden colocarse suplementos en la barandilla (rejillas metálicas, barrotes etc. ) bien sujetos a la baranda original y protectores en los barrotes en el caso de estar muy separados.
Las macetas en el suelo del balcón deben colocarse siempre en el lado correspondiente a la pared. Por otra parte es también conveniente colocar cadenas de seguridad en las ventanas para impedir que puedan abrirse totalmente.
La terraza al igual que el balcón forma parte de la casa y debe procurarse sea un lugar seguro.
Calefacción y chimenea: debido a que los niños son muy aficionados a acercarse a toda fuente de calor es la razón de que los radiadores de calefacción y las estufas que en invierno se colocan en la sala de estar deben protegerse con una rejilla protectora apropiada para así impedir que los niños se quemen si las tocan. A la vez hay que situarlas alejadas de las cortinas, muebles u otros objetos inflamables. Sin embargo una buena medida de protección es el procurar que los radiadores funcionen siempre a una temperatura tal que si el niño los toca no sufra quemadura alguna.
Si la sala de estar se halla provista de una chimenea , además del riesgo de una combustión insuficiente por funcionar mal el tiraje de la misma ,el exceso de humo puede invadir la sala siendo causa de que se produzca una intoxicación. Hay que tener presente que las cenizas aun calientes pueden dar lugar a quemaduras si el niño las toca o se cae encima.
Es por todo ello que es preciso colocar delante de la chimenea una rejilla protectora para impedir que el bebé o niño puedan acceder a ella y a la vez quitar o guardar cualquier llave o tirador que la accione automáticamente.
Es preciso vigilar a la vez que las cerillas que se usan para encender la chimenea nunca deben estén encima de cualquier mesa, es decir al alcance y vista de los niños.
Hay que tener en cuenta que las calefacciones a gas o carbón (braseros) queman oxigeno durante su funcionamiento y por tanto al riesgo de quemadura se une el de una posible asfixia. En estos casos es preciso instalar ciertas rejillas que permitan la entrada de aire procedente del exterior.
La calefacción a base de termo-ventiladores tienen el inconveniente de proyectar un chorro de aire dirigido en un solo sentido siendo ello poco saludable para el bebé por tanto es conveniente evitar su presencia en la sala de estar . Por otra parte hay que evitar los calefactores incandescentes.
Mobiliario: los muebles de la sala de estar (la mayoría de ellos a la altura de la estatura del niño) además de procurar estén bien apoyados y fijos a la pared no deben tener aristas puntiagudas ni otros puntos agudos, que pudieran lastimar al niño si jugando choca con cualquiera de ellos. Es por tal razón por lo que deben instalarse en sus ángulos cantoneras de plástico o goma. Hay que asegurarse que los muebles tapizados (sofás por ejemplo) sean ignífugos.
En caso de que algún mueble de la sala tenga armarios o cajones que por su altura sean accesibles a los niños hay que instalar topes o protectores de seguridad para que no puedan abrirlos.
Es preciso a la vez, guardar las bebidas alcohólicas en el armario correspondiente siempre bajo llave y limpiar los ceniceros si están llenos de ceniza y colillas para evitar que los niños los manoseen.
Los sofás individuales han de ser lo suficiente pesados para que no se vuelquen si el niño se sienta en uno de sus brazos como habitualmente hacen.
Mesas y mesitas: las mesas que adornan la sala de estar han de ser lo suficiente altas para que los niños no puedan subirse a ellas. A la vez hay que procurar como medida de precaución instalar en sus esquinas cantoneras de plástico o acolchadas.
Debido a que los niños al empezar a gatear se agarran a cualquier sitio para lograr ponerse en pie, es importante evitar aquellas mesitas con superficie móvil (por ejemplo las que llevan un cristal) ya que en caso de rotura podría causar un grave accidente.
También es conveniente que tanto las mesas como las mesitas no sean metálicas sino de madera y en el momento de utilizarlas colocar salvamanteles en lugar de manteles para que así los niños no caigan en la tentación de tirar de ellos y caérseles encima todos los objetos que estaban encima (ceniceros, jarros con flores, frutas artificiales etc.).
Es importante a la vez no dejar encendedores, o cerillas encima de cualquier mesa ya que los niños con tan solo dos años son ya capaces de lograr encenderlos. Sin embardo son los niños de 3 a 4 años quienes por curiosidad (por lo que se refiere al fuego), juegan con ellos no siendo conscientes del peligro que ello implica. Es pues imprescindible guardar los encendedores y las cerillas fuera del alcance de los niños. Los padres por otra parte deberían asumir no utilizar un encendedor como fuente de diversión para el niño ya que ellos pueden pensar que son un juguete.
Afortunadamente las Comisión Europea para la Salud y Protección del Consumidor ya obliga a los fabricantes de encendedores incluyan en ellos sistemas de seguridad infantil. Seria interesante instalar detectores de humo.
Los ceniceros con colillas y los paquetes de cigarrillos abiertos encima de cualquier mesa de la sala de estar son también un peligro para los niños pues pueden, por imitación, caer en la tentación de ponérselos en la boca e ingerir algunos de ellos, Hay que pensar que la ingestión de unos 5 gramos de nicotina (contenido de 5 cigarrillos) pueden ser mortales para un niño.
Hay que tener en cuenta a la vez que por su actual diseño y color el teléfono es el objeto que llama más la atención del niño, razón por la cual es conveniente que los mismos se coloquen en lugares donde ellos no puedan llegar a alcanzarlos.
Sillas y sillones: en caso de colocar algún sillón o sofá en la salita de estar debe procurarse que estén bien apoyados y que no puedan moverse. Periódicamente debe buscarse entre los cojines la presencia de pequeños objetos que pueden dar lugar a atragantamientos si son descubiertos por los niños y se los ponen en la boca. El tapizado de los sillones es preciso sea ignifugo.
Estanterías: las estanterías que se colocan en el cuarto infantil son muy a menudo fácilmente "escalables" por los niños. Es conveniente que todo estante esté bien apoyado y fijo en la pared para que no puedan caerse. A la vez hay que procurar que si hay varios estantes en una misma pared el primer estante no este muy cerca del suelo para que el niño no le sea fácil subirse a él y hacerlo servir de peldaño.
Los libros pesados es conveniente colocarlos lejos de los bordes de las estanterías. Si las estanterías se hallan a poca altura es preciso colocar protectores de plástico en sus esquinas.
No debe colocarse objetos pequeños en los estantes pues los niños si acceden a ellos pueden ponérselos en la boca y atragantarse.
El parque infantil: el parque infantil es adecuado para que los niños jueguen y se entretengan cuando la madre debe ausentarse . Tales parques deben estar provistos de una pequeña red de malla para que el niño no pueda salirse del mismo y sus bordes deben estar a una altura lo suficiente alta para que el niño no pueda alcanzarlos, apoyarse en ellos y saltar.
Es preferible que el niño no pase mucho tiempo en el parque infantil ya que éste le impide la total visión de su alrededor. Tampoco es deseable no dejar juguetes más bien grandes en su interior pues el niño puede hacerlos servir de trampolín para saltar.
Televisión y video: es indispensable que tanto el televisor, como la cadena de música o el aparato de video estén colocados sobre una mesita estable (sin ruedas) para evitar no pueda volcarse si el niño juega debajo de la misma.
El video lleno de botones y controles luminosos es una tentación para los niños, por tanto además de colocarlo fuera de su alcance hay que proteger la entrada de la cinta con una tapa protectora para que no se lastime la mano si intenta introducirla en la ranura.
Es conveniente no situar el televisor cerca de cortinas u otros objetos inflamables pues en el caso de una sobrecarga eléctrica puede incendiarse.
A la vez hay que tener en cuenta que si el televisor sufre un golpe mientras esta funcionando o se moja su tubo de rayos catódicos, puede explotar (actuando como una bomba). Por otra parte los cables de tales aparatos deben estar ocultos para evitar tirones y tropiezos o que los niños puedan morderlos.
Según estadísticas los accidentes relacionados con el televisor ocurren en niños de 1 a 3 años que estaban solos.
Es conveniente que los niños no se acerquen mucho para ver la televisión (hay que acostumbrar a los niños a ver la televisión a una superior distancia superior a 1.80 centímetro) ya que su cristalino puede absorber las radiaciones electromagnéticas nocivas. Es preciso a la vez verificar y corregir la posición que adoptan los niños para ver la televisión ya que una posición incorrecta puede dar lugar a malformaciones en su columna. Es preciso a la vez seleccionar los programas aptos para niños.
Cortinas: las cortinas en la sala además de ser ignifugas deben de ser más bien cortas y lo suficientemente fijas para que los niños no puedan tirar de ellas. Es conveniente recoger y ocultar los cordones, lazos, borlas de las cortinas ya que el niño podría estrangularse si se le enrollan alrededor del cuello lesionarse si se le enrollan en los brazos o/y piernas. Lo ideal para abrir y cerrar las cortinas es recurrir a las varillas rígidas en vez de cordones. Es recomendable colocar visillos en vez de cortinas.
Alfombras: las alfombras de la sala de estar han de ser lo mas grandes posible (hay que abstenerse de colocar alfombras pequeñas) y sobre todo sean fáciles de lavar para así eliminar la suciedad acumulada Hay que recordar que aquellas de pelo largo acumulan mucho polvo y por tanto deben de ser evitadas.
Es importante a la vez que las alfombras estén bien fijas en el suelo para que no puedan moverse (puede utilizarse cualquier adhesivo para tal efecto). A la vez hay que procura que no formen pliegues y que sus ángulos o bordes no estén levantados.
Ventiladores: los ventiladores más adecuados para la sala se estar son aquellos instalados en el techo pues de esta manera se evita que los niños no puedan acceder a ellos. Los ventiladores que se instalan encima de una mesa son peligrosos pues el niño si llega a ellos y los toca puede lesionarse con sus hélices ( a pesar de estar protegidas ) y si estira del cable puede caérseles encima .
Enchufes e interruptores: los enchufes y los interruptores deben de estar lejos de las cortinas (para evitar el peligro de incendio). A la vez deben estar colocados a una altura suficiente para que los niños no puedan acceder a ellos. En caso contrario deben instalarse en ellos protectores de seguridad. Otro aspecto a tener en cuenta es el no sobrecargar los enchufes (con ladrones) ya que al calentarse pueden llegar a incendiarse.
Juguetes: es importante que en la sala de estar (suelo, sofás etc.) no haya juguete alguno que pueda ser desguazado por el niño en pequeñas piezas. Existe el peligro que tales piezas pueda ponérselas en la boca con el consiguiente peligro de atragantamiento.
Plantas: al escoger las plantas de interior que decoran la sala de estar hay que recordar en el caso de que sean tóxicas que la ingestión de las mismas por parte de los niños puede dar lugar ,en ocasiones, a serias intoxicaciones.
Si no se tiene la certeza de la inocuidad de ciertas plantas es mejor colocarlas en sitios inaccesibles (colocarlas en el techo, con un soporte en la pared o en la parte interna de una estantería).
Así pues toda planta decorativas de interior deben colocarse fuera del alcance de los niños lo mismo que los productos utilizados para abrillantar sus hojas o para matar los parásitos. El jardinero es la persona adecuada para orientar si la planta es toxica o no.
En caso de ingestión de alguna planta por parte de los niños es preciso llamar al Centro de Información Toxicológica (91-562 64 20).
AMBIENTE
Recomendaciones de seguridad
SUELO

  • Colocar alfombras y moquetas fijados en el suelo con un adhesivo puede evitar el suelo resbaladizo.
  • Nunca extender cables por debajo de las alfombras.
PUERTAS

  • No olvidar que existen ciertas bisagras expresamente diseñadas para tal función.
  • Prestar especial atención a la puerta que comunica con el balcón.
  • Es conveniente tal puerta que siempre este cerrada con un pestillo de seguridad.
  • Si la puerta es de cristal debe colocarse algún adhesivo de color en ellas.
ILUMINACION

  • Evitar las lámparas de pié.
  • Reponer aquellos cables que estén deteriorados.
ESCALERAS

  • Toda escalera debe tener el pasamanos resistente correspondiente.
  • Vigilar que la escalera este libre de objetos o juguetes que pudieran provocar caídas al pisarlos.
  • Asegurarse de que la alfombra en las escaleras esté bien ajustada.
  • Evitar encerar en absoluto la escalera para así evitar resbalones.
  • Vigilar que la altura de tales barreras sea inferior a 65 cm. y que no tenga bordes cortantes.
  • Vigilar que las barreras de seguridad estén firmemente apoyadas y fijas) en la pared correspondiente.
VENTANAS, BALCON Y TERRAZA

  • Colocar un suplemento a la barandilla (rejilla etc.) bien sujeto a la baranda original o protectores en los barrotes en caso de estar muy separados.
CALEFACCION Y CHIMENEA

  • Es preciso que los radiadores de la calefacción y las estufas estén protegidos con una reja protectora.
  • Colocar las estufas alejadas de las cortinas, muebles u objetos inflamables.
  • En caso de que la calefacción sea de gas o carbón es preciso instalar una rejilla en la pared para que entre aire del exterior.
  • Colocar una reja o pantalla protectora delante de la chimenea para impedir que los niños no jugando no puedan caerse dentro y quemarse.
  • Hay que vigilar que el humo de la chimenea no invada la sala.
  • Guardar en lugar seguro cualquier llave o tirador que accione la chimenea.
MOBILIARIO
Recomendaciones de seguridad
ARMARIOS

  • Colocar topes de seguridad tanto en las puertas de los armarios como en los cajones para que no puedan llegar a abrirse totalmente.
  • Las bebidas alcohólicas deben ser guardadas en un armario alto y cerrado con llave.
MESAS Y MESITAS

  • Evitar las mesas con superficie de cristal.
  • Procurar proteger las esquinas de las mesas con protectores de plástico para evitar que el niño si se golpea con ellas no se lastime.
  • No colocar en las mesas manteles con objetos encima. Mejor colocar tapetes individuales.
  • Hay que tener la precaución de no dejar cerillas, encendedores ni ceniceros con colillas encima de la mesa.
SILLAS Y SILLONES

  • Procurar que el tapizado de los sillones sea ignífugo.
ESTANTERIAS

  • Procurar que las estanterías estén debidamente fijas a la pared correspondiente y no puedan caerse.
PARQUE INFANTIL

  • Vigilar que la malla del parque no tenga agujero alguno.
  • No dejar juguetes u objeto alguno que el niño pudiera hacerlo servir de trampolín para salirse del parque.
TELEVISION Y VIDEO

  • Colocar el televisor lo más cerca posible del suelo.
  • Colocar el televisor lo más alejado posible del borde de la repisa.
  • Restringir cualquier actividad alrededor del televisor.
CORTINAS

  • Procurar que las cortinas sean confeccionadas con material ignífugo.
  • Es preferible colocar visillos en las ventanas en vez de cortinas.
VENTILADORES

  • Instalar ventiladores en el techo.
  • Procurar no colocar los ventiladores encima de cualquier mesa.
ALFOMBRAS

  • No colocar alfombras pequeñas .Son preferibles las alfombras grandes.
  • Procurar que las alfombras estén bien fijas en el suelo (colocar en ellas una base antideslizante).
  • Evitar que las alfombras acumulen polvo. Pasar el aspirador con frecuencia.
ENCHUFES E INTERRUPTORES

  • Procurar cubrir los enchufes con protectores de seguridad.
  • No sobrecargar los enchufes para que no se recalienten.
PLANTAS

  • Conocer si la planta presenta toxicidad alguna antes de comprarla.
  • Recordar que la ingestión de ciertas plantas de interior puede dar lugar a intoxicaciones a menudo graves.
  • Colocar las plantas en lugares altos en vez de tenerlas en el suelo.
  • Colocar aquellas plantas que adornan la sala de estar y no se sabe con seguridad si son inocuas fuera del alcance de los niños.




LA SALA DE ESTAR Y LOS NIÑOS
AMBIENTE
Recomendaciones de seguridad
SUELO

  • Si el niño ya gatea es conveniente procurar que el suelo este completamente libre de objeto alguno.
  • Procurar que el suelo (parquet) no este resbaladizo (demasiado encerado) y los niños puedan caerse.
PUERTAS

  • Colocar topes de seguridad que impidan que las puertas se cierren bruscamente y atrapen los dedos de los niños.
  • Proteger los pomos de las puertas para evitar que los niños los manipulen.
ILUMINACION

  • Procurar ocultar los cables eléctricos de las lámparas para que los niños no tropiecen con ellos.
ESCALERAS

  • Todo peldaño de la escalera debe estar protegido con moqueta para que el niño no resbale y caiga.
  • Colocar barreras de seguridad en las escaleras a fin de que el niño no se caiga.
VENTANAS

  • No dejar objeto alguno en el balcón (cajas, taburetes etc.) para que el niño pueda hacerlos servir para encaramarse y pueda caerse al exterior.
  • Procurar que las barandillas del balcón tengan la suficiente altura para que los niños no puedan no puedan acceder a ellas.
  • Es conveniente que la separación entre los barrotes no sea superior a 10 cm. para que los niños no puedan poner su cabeza entre ellos.
  • Procurar no tener en el balcón plantas que pudiera ser toxicas o con bayas de colores para que el niño no pueda intoxicarse o atragantarse si se las lleva a la boca y las ingiere.
CALEFACCION

  • Procurar que la temperatura del radiador de la calefacción sea lo suficientemente tolerable para que el niño si lo toca no se queme.
  • Guardar las cerillas que han servido para encender la chimenea estén fuera del alcance de los niños (cerradas en un cajón bajo llave).
MOBILIARIO
Recomendaciones de seguridad

  • Procurar que los muebles estén bien apoyados y fijos a la pared correspondiente para que en el caso de que el niño se apoyara ellos no puedan bascular hacia delante.
  • Procurar que los sofás individuales sean lo suficiente pesados para que si el niño se sienta en uno de sus brazos no puedan tumbarse.
  • Colocar en los muebles cantoneras de plástico, goma etc. en sus aristas para evitar que el niño se lesione si choca con ellas.
MESAS Y MESITAS

  • Evitar las mesas que por su altura puedan trepar los niños.
  • No dejar encendedor alguno ni cajas de cerillas encima de cualquier mesa ya que los niños si los alcanzan pueden lograr encenderlos.
  • No utilizar los encendedores como medida de diversión para el niño ya que ellos los pueden confundir con un juguete.
  • No dejar nunca ceniceros con colillas, paquetes de cigarrillos abiertos encima de la mesa pues los niños pueden cogerlos e intoxicarse.
  • Colocar el teléfono en un lugar donde los niños no puedan alcanzarlo.
SILLAS Y SILLONES

  • Revisar siempre que entre los cojines del sofá o del sillón no hayan juguetes u objetos pequeños que el niño pueda ponérselos en la boca con el consiguiente peligro de que se atragante si se los pone a la boca.
ESTANTERIAS

  • Procurar que las estanterías no lleguen hasta el suelo para evitar que estén al alcance de los niños.
  • En caso de que en una pared se coloquen varias estanterías hay que procurar que el niño no pueda acceder a la primera de ellas y hacerla servir de trampolín.
  • No colocar objetos pequeños encima de los estantes pues si los niños si acceden a ellos pueden ponérselos en la boca y atragantarse.
PARQUE INFANTIL

  • Vigilar que la malla del parque no tenga agujero alguno en que el niño no pueda poner la cabeza en él.
  • Procurar que el parque tenga la suficiente altura para que el niño no pueda salirse de él apoyándose en sus bordes.
TELEVISION Y EL VIDEO

  • Hay que tener en cuenta que si se colocan cortinas, estas no seaexcesivamente largas pues los niños pueden tirar de ellas y caérseles encima.
  • Es conveniente recoger u ocultar los cordones de las cortinas pues los niños pueden estrangularse si juegan con ellas y quedan atrapados.
CORTINAS

  • Hay que tener en cuenta que si se colocan cortinas, estas no sean excesivamente largas pues los niños pueden tirar de ellas y caérseles encima.
  • Es conveniente recoger u ocultar los cordones de las cortinas pues los niños pueden estrangularse si juegan con ellas y quedan atrapados.
VENTILADORES

  • Procurar no colocar los ventiladores encima de cualquier mesa al alcance de los niños.
ALFOMBRES

  • Procurar evitar que no se formen pliegues y que sus bordes estén levantados ya que ello puede dar a que los niños se caigan.
ENCHUFES E INTERRUPTORES

  • Procurar que lo enchufes no estén al alcance de los niños y lejos de las cortinas.
PLANTAS

  • Pensar que los productos fertilizantes utilizados, para abrillantar las hojas de las plantas o para desparatizarlas permanecen en la tierra durante bastante tiempo pudiendo siendo causa de intoxicación si los niños comen tierra.
  • En caso de ingestión de cualquier planta o parte de ella llamar rápidamente al Centro de Información Toxicológica (91 562-04-20).