INFANCIA SEGURA:
HOGAR
Web para padres especializada en Seguridad y Prevención de Accidentes Infantiles
 



La cocina El cuarto de baño El cuarto infantil La sala de estar La habitación de los padres El jardín y el garaje


 

El cuarto de baño

Sección Coordinada por el Dr. J. Mateu Sancho  +
Fecha de publicación: 27/04/2009


EL CUARTO DE BAÑO IDEAL
"A los niños les gusta jugar con el agua y por tanto no es raro encontrarlos a cualquier hora del día en el cuarto de baño abriendo grifos, manipulando los artículos de higiene y cosmética y por el instinto de imitación que les caracteriza cogiendo la maquina de afeitar, el secador del pelo etc. Sin embargo, la mayor parte de los peligros que acechan al cuarto de baño están estrechamente relacionados con el agua y el jabón (responsables prioritarios de ahogamientos y caídas) sin olvidar aquellos otros accidentes debidos a la imprudencia y al descuido (accidentes por electricidad). Hay que destacar que el cuarto de baño ocupa el segundo lugar (después de la cocina) en la lista de zonas peligrosas de la casa".
Superficie: es deseable que el cuarto de baño posea una superficie por lo menos, unos 3,5 metros cuadrados de espacio útil, esté cerca de las habitaciones correspondientes y esté dotado de ventilación tanto al aire libre como mecánica.
Paredes: por lo que respecta a sus paredes es preferible que las baldosas que la tapizan sean de colores calidos confortables y fáciles de limpiar.
Suelo: es preciso que su suelo sea impermeable, resistente al desgaste, fácil de limpiar y sobre todo antideslizante.

Armarios: los armarios imprescindibles en todo cuarto de baño, han de estar situados a cierta altura y estar provistos de cierres de seguridad, pues en ellos se guardan productos tanto de aseo o higiene y limpieza (todos ellos potencialmente tóxicos) , medicamentos, espumas, hojas de afeitar, cosméticos (esmaltes de uñas, quitaesmaltes etc.), colonias, cremas depilatorias y sobre todo polvos de talco cuya inhalación puede producir serios trastornos respiratorios.
Cajones: todos los cajones correspondientes ,en ocasiones repletos de cosméticos o cualquier producto tóxico han de estar provistos de un cierre de seguridad. No hay que olvidar en ningún momento que los taburetes que siempre forman parte del mobiliario, son un peligro potencial, ya que existe la costumbre de dejar objetos encima de ellos pudiendo el niño alcanzarlos con facilidad.
Radiador de la calefacción: por lo que se refiere al radiador de la calefacción (si lo hubiere) siempre debe estar debidamente protegido debiéndose prohibir aquellos sistemas de calefacción portátiles para caldear la habitación.
Calentador: el calentador debe estar colocado en la pared cerca del techo y lejos tanto del lavabo como de la bañera y ser revisado periódicamente por personal competente.
Enchufes: ni que decir tiene que en esta estancia los enchufes que se utilizan para conectar la maquina de afeitar, la secadora del pelo etc. deben estar situados en lugares altos y lejos de los puntos de salida del agua. Como norma general hay que señalar que es conveniente colocar siempre enchufes giratorios o de seguridad.
Si bien los accidentes por electricidad (electrocución) relacionados con el agua, afortunadamente son poco frecuentes (un 1,8% del total de accidentes) en ocasiones si se producen pueden llegar a ser graves e irreversibles (ocupan el 8º lugar en cuanto a mortalidad).
A la vez hay que indicar a los padres que no deben secar el pelo del niño en el cuarto de baño pues en el caso de que vayan descalzos y pisen una superficie húmeda puede sufrir una electrocución.
Lo ideal seria no utilizar nunca ningún pequeño electrodoméstico en el cuarto de baño para evitar tales graves accidentes (electrocuciones). Una norma a tener en cuenta al respecto no proceder a utilizarlos hasta que el niño ya esté completamente seco.
En vista de todo ello es preceptivo pues que los pequeños electrodomésticos que se utilizan en al cuarto de baño se guarden en lugares inaccesibles para los niños (a poder ser en armarios altos). En caso de guardarlos en algún armario inferior es preciso colocar una cerradura imposible de abrir.
Lámparas bronceadoras: las lámparas bronceadoras no deben estar nunca al alcance de los niños pues pueden encenderlas por error y causar un grave accidente (nunca deben dejarse encendidas
Productos de aseo e higiene: los productos de aseo e higiene (pasta de dientes, enjuagues, lociones, etc.) son un peligro potencial para los niños ya que su ingestión puede dar lugar a graves intoxicaciones. Los productos cosméticos y en particular aquellos en forma de spray deben guardarse en armarios altos fuera del alcance y vista de los niños. Es impòrtante no dejar abandonados en la papelera del baño objetos de higiene o aseo que ya han sido utilizados tales como hojas de afeitar recipientes de maquillaje vacíos etc. puesto que el niño en su afán de curiosidad puede cogerlos y lesionarse.
Botiquín: es preciso evitar que el botiquín sea el lugar en el que se acumulan además de medicamentos , otros elementos tales como cuchillas de afeitar, tijeras para las uñas, lociones, colonias etc.
Medicamentos: en cuanto a los medicamentos pueden ser la causa de multitud de intoxicaciones a menudo graves y en ocasiones letales. Por tanto no es conveniente dejarlos en cualquier sitio de la casa al alcance y vista de los niños y menos en el cuarto de baño donde la ventilación, la temperatura y la humedad no son las más adecuadas para su conservación. Es conveniente guardar los medicamentos que se consideran indispensables en sus envases originales y en sitios seguros (armarios cerrados con llave)
Equipo higiénico: por lo que se refiere al equipo higiénico es conveniente que el cuarto de baño disponga de una bañera, una ducha , un lavabo ,un inodoro y un bide.

Bañera: a menudo al cumplir los seis meses muchos niños empiezan a utilizar la bañera del adulto pues tiene la ventaja de que ella admite su creciente movilidad . Nunca hay que dejar al niño solo dentro de la bañera familiar ni por un solo momento (aunque el niño disponga de una asiento que limite sus movimientos) ya que existe el peligro de resbalar. Si suena el teléfono o el timbre de la puerta e ineludiblemente debe atenderse a tal llamada es preciso tapar al niño y llevárselo siempre consigo, es decir no dejarlo nunca solo. Si la madre se baña con él hay que procurar entrar y salir de la bañera con el niño en brazos. Al igual que antes en su bañerita es preciso tener a mano todo lo que vaya a necesitar (toallas, jabón etc.) para no tener que ausentarse..
Hay que tener presente que el ahogamiento por sumersión da lugar tanto a una elevada tasa de mortalidad (segundo lugar después de los accidentes de tráfico) como a la aparición de secuelas, a menudo irreversibles siendo por tanto preciso e imprescindible vigilar constantemente al bebé o niño mientras disfrutan del baño (por breve que este sea). Hay que tener presente, a la vez, controlar el nivel del agua de la bañera ya que niveles de tan solo 2,5 o 5 cm. son suficientes para que los niños puedan ahogarse. No hay que olvidar tampoco que muchos accidentes han sido debidos a no vaciar el agua de la bañera una vez utilizada y caerse el niño dentro de ella.
Otro de los accidentes habituales en la bañera son las caídas inesperadas (en ocasiones especialmente peligrosas) dada la especial dureza de tal sanitario. Es pues conveniente sujetar al niño tanto en el momento de entrar como salir de la bañera para evitar que el niño resbale y se caiga golpeándose con el suelo o sus laterales (instalar en ella alfombrillas de goma, plástico o con algún adhesivo antideslizante).
Es conveniente que los niños que empiezan a caminar no utilicen bañeras con laterales rectos y altos ya que ello hace imposible que puedan levantarse por si solos en el caso de caer de cabeza dentro de ella. Como medida de precaución es conveniente colocar en todas las bañera un pasamanos para que los niños tengan donde agarrarse al bañarse o ducharse (en ciertos países es una norma obligatoria).
Los niños mayorcitos pueden utilizar, por su utilidad, bañeritas, aros o hamacas que se instalan dentro de la bañera grande
No hay que olvidar que las quemaduras son un accidente muy habituales) que se produce en el momento del baño al abrir primero el grifo del agua caliente para llenar la bañera o también al olvidar cerrarlo estando el niño aun dentro. Para evitar tal accidente es importante en primer lugar abrir primero el grifo de agua fría ya a continuación el del agua caliente ya que hacerlo al revés es exponerse a graves quemaduras.
A la vez es importante y no debe permitirse que los niños manipulen los grifos y puedan llegar a abrirlos ya que al ser de metal y calentarse en exceso podrían quemarse al tocarlos (existen protectores de plástico especialmente diseñados parta evitar tales eventualidades).
Hay que asegurarse a la vez de que el grifo de agua caliente esta bien cerrado para evitar quemaduras por goteo y sobre todo no añadir más agua cuando el niño esta ya dentro de la bañera.
Una norma que no debe olvidarse nunca es el que hay que introducir siempre al niño en la bañera una vez el agua este mezclada ( no hacer salir primero el agua caliente y después el agua fría con el niño ya dentro). También es importante tener presente que tanto el primer como el ultimo chorro de agua del grifo salgan fríos.
La temperatura del agua puede controlarse con el propio codo o dorso de la mano o con un termómetro de baño antes de introducir al niño en la bañera (no esta demás recordar que la temperatura nunca debe superar los 45 grados y que la adecuada es de 29 y 35 grados). Es preciso pues prestar atención al chorro del agua y si es posible colocar un termostato que gradúe la temperatura . Otra solución es instalar opcionalmente un grifo mezclador. Puede instalarse un termostato en el calentador del agua que mantenga su temperatura por debajo de los 44 grados.

Ducha: Al igual que la bañera al utilizar la ducha hay que comprobar previamente la temperatura del agua (por lo tanto son validas las especificaciones anteriores). Lo mismo puede decirse de la colocación de alfombrillas antideslizantes en su suelo para evitar caídas. Es conveniente colocar una película plástica de seguridad o una banda adhesiva en la pantalla protectora de la puerta de la ducha para que en caso de rotura los trozos de cristal queden adheridos a ella y también instalar un pasamanos para poder agarrarse a él en caso de caída. Es importante que el cordón- tubería de la ducha no sea demasiado larga y al alcance de los niños ya que estos pueden tirar de ella.

Lavabo: existe cierta costumbre de dejar en el borde del lavabo aquellos utensilios (entre ellos objetos cortantes) que han sido utilizados por la mañana. Tal costumbre puede ser nefasta ya que los niños al querer imitar lo que han visto pueden cogerlos y lesionarse.
Inodoro y el bidé: frecuentemente no se incluyen el inodoro y el bidé como lugares en los que el niño pueda ahogarse. Sin embargo ello es posible y se han dado ciertos casos sobre todo en niños menores de tres años. Es particularmente importante (cuando el niño ya no utiliza el orinalito) colocar sobre el inodoro un asiento especial (adaptado al tamaño del niño) con un apoyo especial para los pies para que así pueda mantener mejor su equilibrio se sienta más seguro. Es importante a la vez que la tapa del inodoro este siempre bajada para evitar que el niño urge en su interior y evitar que pueda caerse dentro (puede colocarse un cierre que se adapte a la taza o un cierre para el asiento) . No es conveniente utilizar desodorizantes de pastilla para la limpieza del inodoro ya que existe el peligro de que los niños atraídos por su colorido puedan cogerlos y llevárselos a la boca.
Por otra parte hay que tener la precaución, de no mezclar lejía y detergentes para limpiar tal sanitario ya que ello puede generar vapores tóxicos que podrían intoxicar al niño en caso de inhalarlos. Una norma importante es tener la precaución de dejar correr abundante cantidad de agua después de haber empleado cualquier producto de limpieza de sanitarios (lejía por ejemplo).
AMBIENTE
Recomendaciones de seguridad
SUELO

  • Es preciso mantener siempre seco el suelo del cuarto de baño
  • Si el suelo del cuarto de baño esta mojado hay que limpiarlo inmediatamente para evitar caídas.
  • Es conveniente instalar una alfombra antideslizante o colocar una toalla cerca de la ducha para que el niño al salir de la ducha no resbale y se caiga.
  • Periódicamente es preciso reponer tales almohadillas pues la humedad puede gestar la aparición de hongos
  • El suelo del cuarto de baño debe fregarse por lo menos una vez por semana, diluyendo en el agua el producto de limpieza habitual o también añadiendo un chorrito de lejía puesto que el mismo puede constituir un foco de infección.
  • Instalar en el cuarto de baño un suelo antideslizante o recubrir el mismo con una o varias alfombrillas.
  • Aunque no es necesario desinfectar el suelo si es conveniente limpiarlo por los menos una vez a la semana.
  • Extremar la limpieza del cuarto de baño en caso de que haya un enfermo crónico en la casa.
  • No dejar nunca en el suelo del cuarto de baño cubos llenos de agua ya que el niño puede caerse de cabeza y ahogarse o intoxicarse en el caso de que el agua contenga restos de detergentes o lejía.
PUERTAS Y VENTANAS

  • Es preciso abrir las puertas y ventanas del cuarto de baño después del baño para evitar que el vapor de agua se condense.
  • Asegurarse de que las puertas del cuarto de baño siempre pueden abrirse por fuera
MENAJE
Recomendaciones de seguridad
BAÑERA

  • No llenar demasiado la bañera.
  • Llenar siempre la bañera haciendo salir primero el agua fría y a continuación el agua caliente hasta lograr alcanzar una temperatura adecuada (29 a 35 grados).
  • Si es posible, instalar en la bañera grifos mezcladores asi como procurar que el calentador posea un termostato.
  • Hay que limpiar la bañera con agua y jabón después de cada uso y colocar alfombras u otros elementos antideslizantes en el fondo de la misma para que el niño no resbale al entrar en ella o durante el baño.
  • Retirar de los bordes de la bañera los geles de baño, champúes, jabónes etc. para así evitar intoxicaciones si el niño accede a ellos.
  • Vaciar la bañera inmediatamente después de ser utilizada.
DUCHA

  • Reponer periódicamente las alfombrillas de la ducha, pues la humedad puede gestar la aparición de hongos.
  • Colocar algún protector adhesivo en la pantalla protectora de la ducha para que en casi de rotura los trozos de cristal queden adheridos a ella.
LAVABO

  • Retirar del borde el lavabo objetos tales como maquinillas de afeitar, colonias etc.) y colocarlos siempre en un armario cerrado con llave.
INODORO y BIDÉ

  • No almacenar limpiadores de inodoros en el baño ya que son sumamente tóxicos.
  • No mezclar lejía y detergentes para limpiar el inodoro ya que pueden producirse vapores tóxicos.
  • Es conveniente fregar los sanitarios añadiendo en el agua un producto de limpieza habitual o un chorrito de lejía.
  • Procurar dejar correr agua durante mucho rato cuando se hayan empleado productos tóxicos para desinfectar el sanitario.
ARMARIOS CAJONES Y TABURETES

  • Colocar cierres de seguridad en aquellos armarios y cajones en los que se hayan almacenado en su interior productos de limpieza o cosméticos.
  • No dejar objeto alguno encima del taburete.
PRODUCTOS DE HIGIENE y ELECTRODOMÉSTICOS

  • No olvidar que el agua y la electricidad son incompatibles, por tanto hay que tener cuidado con los secadores y las estufas eléctricas los cuales deben colocarse en un lugar elevado y lejos del baño.
  • Todos los cosméticos deben estar envasados en recipientes irrompibles
  • No conectar las estufas eléctricas con las manos mojadas o sobre un suelo húmedo.
  • No utilizar estufas portátiles en el cuarto de baño.
  • Procurar que el niño este presente cuando se utilizan lámparas bronceadoras.
  • Revisar periódicamente los pequeños electrodomésticos (secador del pelo etc.) por personal competente.
MEDICAMENTOS

  • Colocar los medicamentos en un armario cerrado con llave (nunca dejar la llave puesta).
  • Guardar inmediatamente en lugar seguro los medicamentos después de haberlos utilizado.
  • Vigilar la fecha de caducidad de los medicamentos.
  • Desechar aquellos medicamentos que estén caducados.
  • Escribir en el medicamento el nombre de la persona que lo esta tomando.
  • Leer atentamente las instrucciones incluidas en el prospecto antes de administrar un medicamento.
  • Nunca administre un medicamento sin el consentimiento del pediatra.
  • Nunca guardar los sobrantes de un medicamento.
  • En caso de intoxicación ponerse en contacto telefónicamente con el Centro de Información Toxicológica (Tel. 91 562 04 20) informándoles de la edad, peso, nombre del medicamento que el niño ha ingerido ,vía de ingestión etc. tiempo transcurrido desde la ingestión y los sintomas actualmente presentes.
BOTIQUIN DE BAÑO

  • No olvidar que la humedad puede afectar a los medicamentos razón por la que el botiquín debe colocarse en un lugar seco.
  • Es conveniente que el contenido del botiquín este debidamente rotulado al igual que los medicamentos .
  • Procurar que los medicamentos líquidos estén en frascos de plástico
  • Revisar el botiquín por lo menos cada 6 meses para retirar y sustituir aquellos caducados y añadir alguno que nuevo que pudiera necesitarse en un futuro.




EL CUARTO DE BAÑO Y LOS NIÑOS
AMBIENTE
Recomendaciones de seguridad
SUELO

  • Es conveniente que los niños no anden descalzos por el cuarto de baño sino que utilicen zapatillas pues si el suelo esta mojado podrían resbalar y caer.
  • Es conveniente instalar una alfombra antideslizante o colocar una toalla cerca de la ducha para que el niño al salir de la ducha no resbale y se caiga.
PUERTAS Y VENTANAS

  • Mantener permanentemente cerrada la puerta del cuarto de baño para que los niños si tienen que acudir a él vayan acompañados.
ARMARIOS CAJONES Y TABURETE

  • Colocar en los armarios altos y cerrados con llave todo aquello que por su color o forma pueda llamar la atención de los niños.
  • Hay que prestar mucha atención a los armarios del cuarto de baño situados a nivel del suelo ya que habitualmente es el sitio donde se suelen guardar los productos de limpieza potencialmente tóxicos (ya que por su forma y color son los que más atraen a los niños) por tal razón deben estar provisto de un cierre de seguridad.
  • En los cajones que contienen cosméticos o cualquier producto tóxico también deben colocarse cierres de seguridad.
  • Los taburetes que forman parte del mobiliario del cuarto de baño son un peligro ya que existe la costumbre de dejar objetos encima de los mismos y el niño pueda alcanzarlos fácilmente.
  • Colocar en los armarios altos y cerrados con llave todo aquello que por su color y forma pueda llamar la atención de los niños y en especial los medicamentos.
MENAJE
Recomendaciones de seguridad
BAÑERA

  • Utilizar una bañera adecuada para cada edad.
  • No dejar nunca al niño solo en la bañera aunque sea por un solo momento, ni tampoco a cargo de un hermano aunque este vacía pues puede abrir el grifo del agua caliente y sufrir una quemadura grave. Si llaman al teléfono o al timbre de la puerta hay que envolverlo en una toalla y llevárselo consigo.
  • Recordar que tan solo 2,5 o 5 cm. de agua en la bañera son suficientes para que un bebé pueda ahogarse.
  • No permitir que el niño se ponga de pie en la bañera para evitare que resbale y se caiga.
  • Procurar que los niños se calcen inmediatamente al abandonar la bañera
  • No olvidar que la piel del niño es muy sensible al calor, razón por la cual es preciso controlar la temperatura del agua con el codo o con algún termómetro de baño antes que los niños entren en la bañera.
  • Nunca abrir el grifo de agua caliente cuando el niño esta en la bañera, impedir que los niños jueguen con los grifos del agua caliente pues al ser de metal se recalientan y podrían producir quemaduras. Es conveniente recubrirlos con un protector.
  • Enseñar al niño que no deje ropas mojadas sobre los radiadores eléctricos y que no manipulen ningún aparato eléctrico con las manos húmedas o cerca de la bañera (peligro de electrocución).
  • No secar el pelo del niño con el secador , ni dejar ningún aparato eléctrico cerca de la bañera.
DUCHA

  • Colocar alfombritas antideslizantes en el suelo de la ducha para evitar que el niño resbale y se caiga.
  • Procurar que el cordón o tubería de la ducha no sea muy larga para que los No colocar cortinas largas en la ducha pues los niños puedan estirar de ellas con el peligro de caérseles encima.
LAVABO

  • Evitar que el niño se suba al lavabo utilizando taburetes o cajones.
INODORO y BIDÉ

  • Mantener en todo momento cerrada la tapa del inodoro y del bidé para evitar que el niño acceda a ellos y pueda caerse dentro.
  • Es conveniente instalar un cierre de seguridad en la tapa y el asiento del inodoro para evitar que el niño pueda abrirlos con el consiguiente peligro que ello significa.
  • Proteger los grifos del bidé para que el niño no pueda manipularlos y abrirlos
PRODUCTOS DE HIGIENE y ELECTRODOMESTICOS

  • No dejar productos de higiene o aseo al alcance de los niños. Es preciso guardarlos bajo llave o en un armario fuera del alcance de los niños (en una zona alta).
  • Nunca salir del cuarto de baño dejando un electrodoméstico o un secador del pelo enchufados pues los niños pueden cogerlos con las manos humedas y mojadas y sufrir un grave accidente.
  • No dejar nunca que los niños jueguen con los electrodomésticos.
  • No secar el pelo del niño en el mismo cuarto de baño pues si va descalzo sobre una superficie húmeda puede electrocutarse. Antes de llevar a cabo tal cometido el niño debe estar completamente seco.
  • Los pequeños electrodomésticos deben guardarse en armarios altos lejos del alcance de los niños (es preferible guardarlos fuera del cuarto de baño.)
  • Procura que el niño no pueda encender (por error) las lámparas bronceadoras.
MEDICAMENTOS

  • Colocar los medicamentos en envases originales fuera del alcance y vista de los niños.
  • Evitar administrar un medicamento diciéndole al niño que es una golosina.
  • No tomar medicamentos delante de los niños ya que tienden a imitar a los adultos
BOTIQUIN DE BAÑO.

  • Es conveniente colocar el botiquín en un lugar seguro (alto) y cerrado con llave o candado (siempre fuera del alcance de los niños).
  • Procurar que los niños no vean de donde se sacan los medicamentos.
  • No olvidar que la humedad puede afectar a los medicamentos, por tanto el botiquín debe de colocarse en lugar seco.
  • Es conveniente que el botiquín este debidamente rotulado al igual que los medicamentos.
  • Procurar que los medicamentos líquidos estén en frascos de plástico
  • Revisar el botiquín por lo menos cada 6 meses para comprobar que no falten los productos más imprescindibles, y rechazarlos deteriorados a causa de la humedad
  • Comprobar las fechas de caducidad de los medicamentos y reponer aquellos caducados.
  • Guardar los prospectos de los medicamentos para conocer sus efectos secundarios.