MISCELÁNEA
Web para padres especializada en Seguridad y Prevención de Accidentes Infantiles
Sabías qué...?

Uno de cada 10 niños tiene la costumbre de morderse las uñas según dicen los expertos. La causa de ello puede ser la ansiedad, el aburrimiento o la inseguridad. Tal problema puede dar lugar a la aparición de aftas, herpes, heridas y hasta parásitos intestinales. La solución de ello es fomentar la autoestima del niño averiguando la causa del estrés que produce tal anomalía. Las soluciones temporales (untar las uñas con líquidos amargos etc.) no tienen efecto alguno. Hay que señalar que si este problema no se corrige puede mantenerse en la edad adulta.

Los niños crecen durante el sueño, debido a que segregan la mayor parte de la hormona del crecimiento durante la fase del sueño más profundo. Así pues, es conveniente que los niños sigan unos horarios adecuados a su edad y duerman las horas que su cuerpo necesita. El hacerles dormir más de las horas necesarias no hace que crezcan más, pues cada persona tiene unas necesidades de sueño singulares que se han de respetar.

Sabias que existen ciertos momentos peligrosos en que el niño tiene más tendencia a accidentarse?. Entre ellos hay que destacar: el atardecer (pues los niños están más cansados), cuando se hacen obras en casa o en un mudanza, durante los viajes o en las vacaciones, cuando los padres discuten o están sometidos a una tensión emocional, si tienen hambre y sed y quieren satisfacer tales necesidades por sí mismos y si quieren hacer las cosas demasiado deprisa.
< 1 2 3 4 5 6 7 8 >