ÁREA MÉDICA
También te puede interesar...
¡Escoja un juguete seguro, su hijo se lo agradecerá!
Fecha de publicación: 14/11/2008



Con el juego el niño aprende a conocer todo aquello que le rodea, desarrolla su fantasía y ejercita sus capacidades físicas y de comunicación. Jugar tiene un contenido especial en su formación, por tanto es esencial dar al niño los juguetes más adecuados. El juego ha de ser sinónimo de placer y ha de proporcionar al niño una inmensa alegría y bienestar general. A través del juego el niño entrena sus sentidos ,se adentra en el mundo que le rodea y expresa sus preferencias, sus angustias, sus alegrías y sus afectos y sentimientos. Jugar libera tensiones en el niño.

Un "juguete" es cualquier objeto con el que el niño puede jugar. Los juguetes son junto con los padres la primera referencia que tienen los niños del mundo y de la época en la que viven.

Los juguetes no solo divierten al niño sino que también estimulan sus sentidos, ayudan a coordinar sus movimientos, activan su imaginación e intelecto y desarrollan tanto su afectividad como su sociabilidad.

Así pues, la adquisición de cada juguete debe adaptarse primordialmente al desarrollo evolutivo de cada niño más que a la edad misma, es decir a aquello que necesita el niño en aquel momento, sin olvidarse de valorar si el juguete le gustará o no.

La capacidad del niño para inventar juegos con los juguetes más sencillos y con materiales inverosímiles no tiene límite. Así pues los juguetes más simples y menos mecanizados son los que más gustan a los niños, pues le ofrecen la posibilidad de usar su imaginación. Si por el contrario el niño se acostumbra a jugar tan solo con juguetes mecanizado con escaso grado de participación lo más probable es que al llegar a la adolescencia su creatividad esté muy inhibida.

Los juguetes educativos no son imprescindibles ya que los niños siempre inventan los suyos propios, aunque por otra parte en ocasiones estimulan la curiosidad y el interés por las cosas nuevas.





REQUISITOS A TENER EN CUENTA CON LOS JUGUETES

·  Cada edad tiene sus juguetes. Hay que adaptar el juguete a cada niño. No todos los niños son iguales (la maduración de un niño puede no ser igual a la de otro). Hay que observar que juguete le atrae más.
·  Los juguetes no deben ser ni muy simples ni muy complicados.
·  Los juguetes han de favorecer la imaginación del niño.
·  No deben comprarse muchos juguetes a la vez. El niño no sabrá con cual jugar.
·  Hay que diferenciar los juguetes para niños y para niñas.
·  Tenga presente que el juguete bélico no existe. Existe el niño bélico.
·  El niño con problemas en casa puede convertir un simple muñeco en un arma. Los juguetes bélicos solo reflejan una realidad social.




JUGUETES PARA RECIEN NACIDOS HASTA SEIS MESES

El bebé a las seis o siete semanas de vida se mantiene despierto durante más largos periodos de tiempo por lo que desde su postura horizontal sigue con la mirada el movimiento de personas, objetos, responde a los estímulos con sonrisas y hasta agarra algunos objetos. A la vez juega con su cuerpo pasándose las manos por delante de sus ojos etc.

Así pues el bebé esta iniciando el desarrollo de sus sentidos y dada su escasa capacidad manipulativa los juguetes más interesantes en esta etapa serán aquellos que le estimulen a mirar, tocar y escuchar. Serán pues los sonajeros, aquellos juguetes que emiten música, hacen ruido, tienen colorido y se dejan morder los preferidos del niño.

Los colgantes móviles de colores encima de la cuna, en el parque infantil o en el cochecito y aquellos de diferentes texturas que pueden llevarse a la boca sin peligro (muñecos de goma, mordedores de plástico fáciles de asir o gimnasios para bebés, cuya meta es que el niño procure alcanzar los objetos que cuelgan), son los más adecuados para esta edad. Para que el niño no se aburra de ver siempre lo mismo es conveniente cambiar dichos colgantes móviles de tarde en tarde. Un espejo irrompible colgado a los lados de la cuna reconfortará al niño, el cual cada vez que lo mire verá una imagen distinta.

A los tres meses el bebé ya juega con sus dedos. A los cuatro ya es capaz de jugar con un objeto y manejarlo entre sus manos. A los cinco meses el bebé presta atención al ambiente y mira el lugar donde había un objeto que ha desaparecido a la vez reclama llorando la presencia de la madre.

La elección de sabanas alegres y calcetines con dibujitos vistosos, pelotas, juguetes blandos y sonoros (que suenen al tirarlos al suelo tales como sonajeros o campanillas) y en general los juguetes que estimulen principalmente el sentido del oído deben entrar en el repertorio de juguetes de esta época.

El juego con los padres es de gran importancia (sacarle de la cuna y ponerle sobre las piernas dándole para jugar varios juguetes) para que juegue estimula este aprendizaje.


JUGUETES DE LOS 7 A LOS 12 MESES

A los siete meses el niño consigue el solito sentarse y girar sobre si mismo. A la vez empieza a gatear y a coger las cosas con mayor precisión (es la etapa del descubrimiento). Sentado en el suelo el bebé se interesa por todo lo que se abre y se cierra y encaja en algo. Los aros de plástico de variados colores colocados dentro de un eje y los juegos para encajar son los que le llaman más la atención. El golpear las cacerolas de cocina con una cuchara hace que aprendan que un golpe produce un sonido. El balancín también le produce una causa-efecto ya que al moverse él se mueve el balancín.

Los juguetes de peluche, los que presentan diferentes colores, y aquellos que pueda utilizarlos en el baño son un placer para el niño.

A los ocho meses el bebé explora el espacio que le rodea y amplia el número de objetos que le llaman su atención y se inicia el juego de "coger y tirar".

Al año su habitación llena de juguetes es su punto de apoyo para su desarrollo al igual que los paseos, canciones y juegos con los padres.


JUGUETES DE 13 MESES A 18 MESES

El hecho de que en esta época el niño ya empieza a andar por la casa apoyándose en los muebles o agarrado de las manos de los padres significa ver el mundo desde una nueva perspectiva. En esta etapa pues, los juguetes deben estar en relación con éste acontecimiento. Es decir deben estimular su capacidad de exploración activa, su desarrollo sensorial y su actividad motora.

Una vez el niño ya anda es el momento de que disponga de juguetes para arrastrar, seguir y empujar (cochecitos con ruedas, carretillas para empujar, camiones etc.). No hace falta decir que tales juguetes deben ser seguros, es decir que no se vuelquen con facilidad.

A partir de los doce meses es importante suministrar al niño juguetes con ejercicios manuales básicos como abrir y cerrar compartimentos o encajar formas simples.

Por otra parte los juegos al aire libre son indispensables (jugar con tierra y con agua). Hay que facilitarles pues todo aquello necesario para que puedan llevar a cabo estos juegos (palas, cubos, etc.).

Hacia el año y medio es el momento de introducir juguetes que estimulan el desarrollo de la inteligencia (encajar formas simples con otras mayores, rompecabezas, cubos que se apilan etc.). Es en esta apoca que el niño empieza a interesarse por las construcciones (las pone una sobre la otra o en fila). No hay que olvidar los juguetes telefónicos los cuales estimulan y facilitan su lenguaje y los libros con imágenes comentados por sus padres.


JUGUETES DE 18 a 24 MESES

En esta edad el niño gana en movilidad y se lanza hacia nuevos objetivos sin tener noción del peligro. A mitad del segundo año el niño ya corre, sube y baja escaleras. A la vez ya desarrolla su lenguaje y pide lo que desea. Juega individualmente pues es hasta los 4 años cuando comienzan sus relaciones sociales. Es deseable que el niño pase largo tiempo en el parque y juegue con la arena de la playa ,llenando y vaciando cubos

A los dos años hay que fomentar la imaginación del niño con juguetes sencillos. A esta edad el niño se siente atraído por los juguetes en movimiento (coches, triciclos, bicicletas de cuatro ruedas y los que le permiten comunicarse (teléfonos, grabadoras etc.). También incorpora juguetes de construcción (comenzando a combinar elementos horizontal y verticalmente),instrumentos musicales, pelotas grandes etc. sin olvidar los muñecos de trapo o peluches. Corresponde a la madre escoger los juguetes que cree gustan más a su hijo.

En esta época es cuando los niños afirman su propia individualidad prefiriendo muñecos, animales y otros objetos similares. La erección del muñeco varia según el gusto de cada uno (es preferible no sea muy grande).


DE LOS 2 A LOS 5 AÑOS

A partir de 2 y hasta los 4 años hay que estimular la imaginación del niño con juegos sencillos que le faciliten la imaginar situaciones. Ya que en esta edad a los niños les gusta imitar es importante tenga un baúl con disfraces, sombreros, cartucheras etc. y una casita de juguete.

En el tercer año las bicicletas, columpios, triciclos, patinetes etc. son los apropiados para el desarrollo motor.

Los juguetes de valor educativo son recomendables ya que el niño precisa para el juego la coordinación de sus manos y ojos, coordinación y perseverancia.

El dibujar, colorear, modelar etc. significa en esta época la forma de expresa su imaginación y el desarrollo de la motricidad fina, la coordinación de ojos y mano y su sentido de la orientación , por lo tanto hay que suministrarles lápices, colores, cola, plastilina para modelar y pinturas. Entran en esta época los juguetes musicales (tambores etc.). La grabadora donde puede escuchar canciones es otro de los juegos interesantes para su edad.

A los 4 años preferirá copias en miniatura de su mundo asi pues los juegos de médicos, tiendas, vajillas, juegos de la construcción etc. serán los apropiados en esta etapa. No hay que olvidar aquellos juguetes apropiados para su desarrollo motor tales como bicicletas, columpios, triciclos, patinetes etc.

En la edad preescolar en que el niño acude a la escuela maternal hay que averiguar con que juguetes juega. No debe olvidarse el estimular el desarrollo del lenguaje por lo que los juegos ha de tener en cuenta la cooperación con otros niños, por lo tanto serán útiles los teléfonos, marionetas y títeres los cuales facilitaran el intercambio verbal.



JUGUETE SEGURO

 

Los juguetes deben reunir una serie de requisitos para que además de curiosidad y diversión procuren “seguridad”. Así pues en primer lugar de ser "inofensivos" es decir que sus materiales de recubrimiento no deben ser tóxicos, sus bordes cortantes y sus ángulos redondeados, en caso de tener piezas pequeñas éstas no se han de poder arrancar y si se rompen no formar astillas. Para los bebés los juguetes deben ser lavables.

En segundo lugar los juguetes deben ser de larga duración, es decir no deben ser endebles (aquellos de metal o madera deben tener preferencia) y por último ser divertidos. Hay que tener en cuenta que como más pequeño es el niño más grande debe ser el juguete.

Para cerciorarse que un juguete ofrece total garantía y seguridad, éste deberá de llevar la etiqueta CE que certifica que cumple la normativa europea de seguridad. Si además llevan una N significa que el juguete ha pasado además los controles adecuados. No ha de faltar el nombre del fabricante, las instrucciones en castellano y sobre todo poner atención en que no se desprenda ninguna pieza del juguete que el niño pueda tragarse, que no tenga bordes cortantes ni punzantes, que no pueda astillarse y que no este elaborado con pinturas y materiales tóxicos.

Es preciso supervisar regularmente los juguetes y así verificar que no tengan piezas flojas ye en el caso de tener enchufes vigilar que no tengan cables sin protección y sobre todo que sus pilas no se puedan desprender.

Todo ello ayudará a evitar que cualquier juguete se convierta en una fuente de peligro.


Aspectos a tener en cuenta antes de comprar un juguete

 

·  Procure leer la etiqueta antes de comprar un juguete para informarse como debe usarse, edad recomendada etc. Hay que vigilar que con el juguete se adjunten las instrucciones pertinentes y que las mismas estén en el idioma del país donde se vende.
·  Ninguna parte del juguete debe ser lo suficiente pequeño para que si se desprende el niño pueda ingerirlo. Es conveniente que el juguete sea más grande que la boca del niño.
·  Los botones y los ojos de todo muñeco han de estar bien sujetos o bien adheridos para que no puedan ser arrancados en un momento determinado.
·  Todo juguete de trapo relleno de espuma de plástico o cualquier otro material ha de estar bien cosido para que ello no pueda salirse del mismo.
·  Asegúrese que el juguete pueda ponerse en la lavadora.
·  Aquellos juguetes que tienen pelo han de estar fabricados con materiales ignífugos (es preciso hacer prueba con una cerilla).
·  Los juguetes en los que se utiliza una cuerda metálica para hacerlos funcionar hay que tener en cuenta que al girarla (dar cuerda) los niños pueden herirse las manos.
·  En los juguetes que se arrastran con cuerdas hay que tener presente que éstas deben ser sólidas y más bien cortas.
·  Evite los juguetes que hacen mucho ruido al utilizarlos pues podrían dañar su oído .
·  Asegúrese que los juguetes no tengan piezas afiladas y que no estén fabricados con materiales que puedan romperse fácilmente.
·  Los juguetes que funcionan con electricidad, y aquellos con proyectiles o mezclas químicas solo deben ser usados bajo estricta vigilancia.
·  Evitar aquellos juguetes fabricados con materiales tóxicos para evitar posibles intoxicaciones . Asegúrese que las etiquetas indiquen que no son tóxicos .
·  Los cometas no deben tener cuerda metálica alguna además de que no deben ser elevados cerca de torres eléctricas .
·  Los disfraces deben ser confeccionados con materiales que sean ignífugos.
·  Procurar que el envase del juguete sea seguro (muchos de ellos se presentan en bolsas de plástico).
·  No colocar los juguetes en baúles grandes (peligro que el niño se caiga dentro y se cierre) quedando el niño dentro.
·  Tener cuidado con los materiales blandos como la plastilina. Es mejor comprar o sustituirlos por juguetes normales.
·  Tener cuidado que los niños no jueguen con los juguetes de los hermanos mayores.
Para saber más sobre este tema:

Otros reportajes