ÁREA MÉDICA
También te puede interesar...
¡Vamos a comprar una mascota!
Fecha de publicación: 25/10/2008



La convivencia con animales de compañía es decir el atenderlos, jugar con ellos y recibir su calor constituye una forma eficaz de relajación, entrega y fuente de cariño y a la vez de contribuye que los niños desarrollen su sentido de responsabilidad y afectividad. Sin embargo hay que tener en cuenta el riesgo de ciertos accidentes sino se conocen las principales características de aquellas mascotas que se han elegido. De entre los animales de compañía los perros se ven implicados en el 80’% de los accidentes, siguiendo en frecuencia los gatos 5-18%. Las mordeduras de otras animales son más bien raras. En todo caso, no hay que renunciar a ellos, sólo adoptar las medidas de prevención adecuadas.

El escoger un animal de compañía o mascota (perro ,gato etc.) es cuestión de gusto personal, capacidad para criarlo y relacionarse con él sin olvidarse entre otros aspectos del espacio disponible en la casa.

Es primordial ayudar a los niño a que conozcan y se familiaricen con los animales en general, pues ello puede evitar ciertos accidentes sobre todo si tocan, molestan o juegan con aquellos desconocidos o que estén criando. Hay que pensar que hasta el animal más dócil puede morder si se le provoca.

Así pues es del todo conveniente que los padres expliquen a sus hijos que los animales son seres vivientes con personalidad y comportamiento diferentes a los animales de peluche a los que están acostumbrados y que deben respetarlos no molestándolos cuando comen o duermen.

Cualquier animal de compañía exige toda clase de cuidados específicos (vacunas, protección contra insectos y parásitos etc.) así como visitas periódicas al veterinario. Además hay que estar pendiente de su higiene, limpieza de su pelo (si el animal escogido lo tiene) y de sus objetos.

Llevar el animal al veterinario es la primera acción que debe llevarse a cabo.


PERRO
Parece ser que los niños que crecen con un perro como animal de compañía desarrollan más el sentido de la responsabilidad y tienen una mayor tendencia a cuidar de los demás. Hay que tener en cuenta que los perros son dóciles y juguetones y se adaptan rápidamente a sus dueños. Por lo que se refiere a la raza del perro que se desee adoptar ello depende de las preferencias de cada persona La edad recomendada para hacerse con un perro es a partir de los seis años si no se ha tenido experiencia previa con tales animales .

La mordedura es la lesión más habitual que se contempla con tales animales dependiendo su gravedad más del riesgo de infección sobreañadida que de la herida misma.

Aunque la máxima incidencia de accidentes por animales de compañía se observa entre los 5 y los 14 años por lo que respecta a los perros la mayoría de ataques (mordedura) se presentan en niños menores de cinco años y son originados por perros conocidos que nunca habían agredido a nadie y en los que no existía provocación alguna. Parece ser que son más frecuentes en verano .

Estadísticamente se ha demostrado que en el 80% de los casos de mordedura el perro pertenecía a la familia o a alguien cercano y tiene lugar mientras el niño juega con él después de haberlo castigado. Es habitual que en el momento de la mordedura el adulto este presente pero no pueda evitarla.

En los niños mayores las lesiones por mordedura habitualmente se localizan en la preferentemente en extremidades (54-85%), cabeza, y cuello (10-27%) y en tronco (10%) . Las mordeduras en cara son casi exclusivas de los niños menores de 15 años. siendo en ocasiones severos e incluso fatales) ,

Por lo que al sexo se refiere hay que significar que no existe diferencia alguna en los niños menores de cuatro años. Sin embargo en niños mayores predomina el sexo masculino lo que hace pensar que la conducta de la victima ha tenido una mayor relación con el accidente.

La mortalidad por este tipo de lesiones se presenta fundamentalmente en los niños más pequeños (bebés) y se cree que el motivo principal por el cual el perro lo ataca son los celos.

Es preciso que los padres eduquen niño para que respete las costumbres del animal escogido (el perro en este caso) y no lo moleste cuando duerme o esta excitado.

Hay que tener en cuidado que la alimentación del perro sea la adecuada pues en ocasiones la misma puede producirle parásitos intestinales. A la vez es preciso lavar siempre los recipientes en los que se le administra su comida y agua.

No hay que olvidar que la aparición de ciertas enfermedades en tales animales, a pesar de no ser contagiosas, obligan a separarlos temporalmente de los niños (eczema por ejemplo).

Controlar la presencia de parásitos es primordial cuando se tiene un perro en casa. Al respecto es importante pues mantener su pelo siempre limpio y aseado (bañarlo regularmente) y actuar rápidamente en el caso detectar pulgas, garrapatas o cualquier parasito.

Si la cuna es accesible al perro hay que evitar que se habitúe a jugar debajo de ella por el peligro de que la vuelque.

No hay que olvidar llevarlo al veterinario para vacunarlo debidamente (octavalente, rabia etc.) según las normas establecidas al respecto.

En caso de mordedura es preciso llevar al niño al Centro Sanitario más cercano donde le pondrán la vacuna antitetánica y le curarán la herida. Además es preciso llevar al animal al Centro antirrábico correspondiente para su observación.

La transmisión de la rabia es uno de los peligros clásicamente asociados a las mordeduras de perro pero ello es anecdótico en nuestro país actualmente.

Parece ser que ciertos estudios desaconsejan que los niños convivan perros Doberman San Bernardo , Bull y Fox Terrier, Pastor Alemán.

Por otra parte se considera que el Perro Labrador, Cocker y Setter no son agresivos.

Recomendaciones a tener en cuenta:

  • Es recomendable no adoptar ningún animal doméstico (perro por ejemplo) hasta que los niños cumplan los seis o siete años, pues antes no tienen la suficiente madurez para convivir con ellos.
  • Aleccionar a los propietarios de los perros sobre los riesgos que comporta el adoptarlos.
  • No enseñar a los perros pegándoles
  • Procurar elegir un perro que se tenga la certeza de que se sepa sea cariñoso y tolerante y si es posible averiguar también si esta acostumbrado a los niños.
  • Es preciso para evitar accidentes vigilar la interacción del niño con el animal
  • Es preferible que el perro que se elija sea a un cachorro menor de tres meses.
  • El hecho que un perro no haya mordido nunca no es óbice para que pueda hacerlo en un momento determinado.
  • Evitar que los niños jueguen con perros desconocidos. Antes preguntar a su dueño si le gusta al animal que lo acaricien.
  • No mirar al perro fijamente a los ojos
  • No acercarse nunca a una perra con cachorros.
  • No acercarse a un perro mientras esta comiendo o durmiendo, ni sobreexcitarlo nunca.
  • No ponerse en medio de una pelea entre perros (aunque uno de ellos sea una mascota).
  • Evitar ponerse en contacto con un perro callejero.
  • No molestar a un perro mientras esta durmiendo.
  • No acercarse a un perro si esta dentro de un coche.
  • No acercar nunca la cara a la del animal ni darle comida en la boca.
  • No atarlo con cadenas o cuerdas demasiado cortas pues esta situación puede convertirlos en agresivos.
  • Si se tienen dos perros en casa no separarlos nunca si estsn riñendo.
  • Evitar que el perro juegue debajo de la cuna pues podría volcarla
  • No dejar nunca la comida del perro al alcance del niño.
  • Recordar que es obligatorio el uso de bozal y cadenas cuando sale a la calle.
  • Vigilar que el perro no tenga ningún parasito ya que estos pueden transmitir ciertas enfermedades.
  • Cumplir con la obligación de tener censados y vacunados los perros por un veterinario.



GATOS

Hay que tener presente que aunque el gato es un animal cariñoso y fiel, en un momento imprevisible los gatos pueden atacar a los niños arañándolos o mordiéndolos ya que no les gusta que los atosiguen ni les achuchen.

El cuidado del gato es muy sencillo pues es un animal limpio, puede estar muchas horas solo y no es preciso sacarlo a la calle . Sin embargo es preciso
cepillar diariamente a los que tienen el pelo largo.

El gato puede dar lugar a cierta agresividad si esta en un lugar cerrado (gatos que viven en pisos) por falta de adaptación en el medio en que viven dando lugar a una predacion dirigida a los tobillos y manos del propietario o hacia otros animales. Otra agresividad del gato es aquella que tiene lugar cuando se lo acaricia. No hay que olvidad la agresividad por defensa de su territorio.

Es típico de los gatos ciertos signos típicos cuando son molestados entre ellos hay que considerar el que agitan la cola y se les eriza el pelo. Es importante pues enseñar a los niños a dejar al gato tranquilo cuando se observen estos signos.

Hay que tener en cuenta que el gato puede dar lugar a la enfermedad del
arañazo del gato (benigna aunque requiere tratamiento especifico)) y que
las mordeduras se infectan con una frecuencia cinco veces mayor que la
de los perros. Por tal razon deben cortarse sus uñas .

En caso de arañazo es conveniente lavar la herida con agua y jabón y aplicar un desinfectante. En caso de infeccion hay que recurrir al pediatra.

Recomendaciones a tener en cuenta:

  • Es importante que el gato sea vacunado anualmente contra la rabia además de ser vacunado con aquellas obligatorias.
  • Hay que tener presente no acercarse a una gata que esté con sus gatitos ya que puede interpretarlo mal y atacar al intruso.
  • En general en este caso sirven las mismas recomendaciones que las anteriores para perros.
  • La edad recomendada para adoptar un gato es a partir de los cinco años,



PAJAROS
La eleccion de un pájaro (loro, canario, periquito etc.) depende del gusto de cada persona.

Es raro que los pájaros comunes transmitan enfermedades (excepto los pájaros tropicales). sin embargo el contacto con sus plumas puede dar lugar alergia. Es preciso mantener bien limpias la jaula de los pájaros.

Ahora bien hay que hacer constar que los loros se portan mal con los niños, pudiendo dar lugar a dolorosos cortes con el pico el cual hasta puede llegar a fracturar en dedo pequeño . En época de celo hasta pueden lanzarse sobre la cara o cabeza dando lugar a cortes importantes.

Recomendaciones a tener en cuenta

  • Los pájaros se recomiendan para niños mayores de cinco años.


PECES Y TORTUGAS
En los peces al no haber contacto alguno con ellos no hay riesgo de transmisión de enfermedad alguna. Se aconseja, en caso de adquirir tales animales, sea a partir de los cinco años

Las tortugas de cierto tamaño pueden llegar a morder a los niños con el consiguiente susto. Su compra en caso de llevase a cabo es recomendable a partir de los seis años.

Recomendaciones a tener en cuenta

  • Es conveniente limpiar con cierta periodicidad el acuario para conservar en buen estado de salud los animales que viven en él y para tranquilidad de los dueños.


CONEJILLOS DE INDIAS CONEJOS Y ARDILLAS

Tales animales no dan lugar a problemas particulares sin embargo requieren higiene en sus jaulas. Cuanto más saludable esté el animal menos riesgo presenta.

El hámster por ejemplo no es agresivo y por el contrario es muy sociable. Sin embargo no es recomendable su adquisición en niños menores de cinco años.

El conejo se ha convertido en un animal de compañía muy popular ya que su cuidado es muy sencillo (precisan de limpieza escrupulosa) y no da lugar a problema alguno . Sin embargo necesitan salir de su jaula y no soportan cambios bruscos de temperatura y se ensucian mucho.

Recomendaciones a tener en cuenta
Se recomienda su adquisición a partir de los seis años.

Para saber más sobre este tema:

Otros reportajes