ÁREA MÉDICA
También te puede interesar...
Evitemos las caídas
Fecha de publicación: 25/10/2008



Las  “caídas" en conjunto son los accidentes que con mayor frecuencia adolecen los niños (representan la 1ª causa de accidentes por orden de frecuencia) Ahora bien, aunque afortunadamente la mayoría las caídas no son serias, hay que tener presente que algunas de ellas pueden dar lugar a lesiones craneoencefálicas graves.

De entre las caídas hay que considerar aquellas sufridas "al mismo nivel" (de consecuencias generalmente banales) y las sufridas "a distinto nivel" (de consecuencias graves y hasta  mortales).

Las caídas al mismo nivel son consideradas la primera causa de accidente en los niños, mientras que las caídas a distinto nivel ocupan el segundo lugar en tal clasificación.  En cuanto a su "mortalidad" hay que destacar que las caídas  en conjunto, junto a las de distinto nivel ocupan  por orden de frecuencia ocupan el tercer lugar en la mortalidad por accidente.
 
Por lo que respecta al "sexo", en los menores de un año, no se aprecia diferencia alguna al respecto. Sin embargo, a medida que el niño se va haciendo mayor son más frecuentes las caídas en niños del sexo masculino (en particular en las caídas a distinto nivel).

Por lo que a la edad se refiere, hay que señalar que pesar de que la "máxima incidencia" de caídas se presenta en los niños de 2 a 5 años, hay dos clases de ellas que por su peculiaridad están íntimamente relacionadas con la edad del niño.

Una de ellas es la caída de la cama (tanto de la propia como la de sus padres), del cochecito o de los brazos de una persona adulta la cual suele ocurrir en niños de edades comprendidas entre los 6 y los 12 meses. La otra es la caida del niño desde el balcón o ventana (casi siempre grave) que suele presentarse entre los 2 y los 5 años.

Las "caídas al mismo nivel" tienen lugar en los niños que comienzan a andar como consecuencia de la inestabilidad o falta de seguridad en su aprendizaje. En los niños mayores, la causa de tales caídas puede atribuirse a resbalones o a juegos propios de su edad. A menudo, sin embargo todo ello viene favorecido por suelos resbaladizos (demasiado encerados), alfombras no fijadas en el suelo, bañeras y platos de la ducha sin elementos antideslizantes, mala iluminación de los pasillos, juguetes y objetos abandonados en el suelo, calzada en mal estado etc.

Las "caídas a diferente nivel" se presentan en niños ya mayores al subirse a una ventana, a un balcón, o a un árbol por ejemplo y en los niños pequeños por falta de protección en la cuna, falta de sujeción en la trona o cochecito etc.

Es muy frecuente la caída del bebé de la cama de sus padres o desde el vestidor (al dejarlo un instante solo mientras lo están cambiando). Tales caídas pueden dar lugar a lesiones craneales, (en ocasiones de carácter grave), ya que con frecuencia el niño al caerse choca con su cabeza en el suelo (debido a que en esta edad pesa más que el resto del cuerpo).

En el caso de caídas desde el balcón o ventana (al exterior) influye primordialmente el hecho de la existencia de muebles (sillas, mesas etc) situados debajo de los mismos y que el niño aprovecha como trampolín para encaramarse. Las lesiones (superficiales o profundas) producidas por estas caídas dependen tanto de la altura  como de la velocidad de la caída así como del objeto con que choca el niño en su caída y de la parte del cuerpo afecta. Por regla general puede decirse que la gravedad de las lesiones depende de la intensidad del traumatismo.

De entre las lesiones superficiales que pueden presentarse, en caso de producirse una caída, hay que citar erosiones, contusiones y también heridas. Entre las lesiones profundas pueden citarse luxaciones, fracturas, lesiones viscerales etc. En ciertos casos tales caídas, pueden dar lugar a larga hospitalización y  en ocasiones incapacidad permanente.

Lugar tipo de accidente, causa y medidas de prevención en  caso de accidentes por caídas


CUARTO DE BAÑO
Las caídas al mismo nivel son frecuentes en el “cuarto de baño” por estar el suelo mojado y en la propia bañera por las mismas razones. Es conveniente colocar en la bañera o ducha algo donde agarrarse y en el suelo de los sanitarios algun material antideslizante .Respecto a la cocina hay que procurar que el suelo este completamente seco.
VENTANAS, TERRAZAS, BALCONES, GALERIAS, ÁRBOLES
Las caídas desde estos lugares sed deben principalmente a la curiosidad de los niños para mirar a la calle, lo que hace que se suban a una silla para lograr este objetivo.

ESCALERAS
Las escaleras de los pisos “duplex” o “chalets” son un riesgo para los niños pequeños (1-4 años).  La deficiencia en los escalones o en las barandillas  muchas escaleras a menudo son causa de caídas, contusiones y hasta fracturas. Es preciso pues evitar que los escalones sean muy altos y resbaladizos.

Las moquetas y las alfombras es preciso estén fijas, es decir adheridas al suelo. El uso de alfombras antideslizantes en la escalera pueden evitar accidentes. El  pasamanos debe estar presente en toda las escaleras. No hace falta decir que la iluminación de las escaleras es un factor que juega un importante papel en la prevención de accidentes. Es preciso pues aumentar su visibilidad pintándolas con pinturas fluorescentes. 

ESCUELA
Patio: durante el recreo los niños pueden accidentarse accidentalmente (caídas, golpes, heridas etc.) por motivos tales como la práctica de ciertos deportes, juegos, pelearse con otros compañeros, caer por un terraplén, tropezar con piedras etc.
Como medida preventiva es preciso retirar del patio las piedras y todos aquellos artefactos que puedan significar un peligro de accidente. A la vez, hay que establecer diferentes zonas de juego y procurar que el niño no pueda salir del patio (instalando vallas protectoras). Es importante establecer una vigilancia continua durante el tiempo que dure el recreo.
No hay que olvidar las caídas producidas al utilizar juegos recreativos tales
Como toboganes, columpios etc. Las medidas preventivas precisas en estos casos consisten en una serie de medidas que deben adoptar los niños para no accidentarse.
Escaleras: son motivo de caídas el subir y bajar las escaleras atolondradamente
por parte de los niños, así como las deficiencias en su construcción y el desgaste producido por el tiempo.
Las medidas preventivas abarcan desde cumplir la normativa en su construcción hasta enseñar a subir y bajar las escaleras a los alumnos.

 
                                 NORMAS TÉCNICAS DE SEGURIDAD

CAÍDAS AL MISMO NIVEL
Evitar los desniveles y las irregularidades del suelo y colocar pavimentos antideslizantes.
 
CAÍDAS A DISTINTO NIVEL

CUNA
Las barandas de la cuna deben ser lo suficiente altas para que el niño no pueda  encaramarse y caerse.

VESTIDOR
El mueble vestidor (en ocasiones con bañera incorporada) han de ser cóncavo y con barandillas.
 
CAMAS
Las camas deben estar provistas de barandilla para que el niño no se caiga mientras duerme.

VENTANAS
Exclusión de ventanas bajas. Las puertas de las ventanas deben ser difíciles de abrir. Deben colocarse sistemas de seguridad  (llaves o pestíllos) que sean fáciles de abrir en caso de  incendio.
 
BALCONES
Las barandillas de los balcones deben tener una altura tal que el niño, aún que quiera, le sea imposible llegar a ella  La distancia entre los barrotes de las barandillas no debe permitir el paso de un niño. Evite los barrotes horizontales ya que son muy peligrosos. Es recomendable (para así hacerlas más altas) la colocación de suplementos en las barandas.
 
TERRAZAS
Deben evitarse la ornamentaciones horizontales (macetas) en terrazas y balcones (para prevenir que los niños las hagan servir para encaramarse).

ESCALERAS
Es recomendable que la altura de los peldaños sea menor de 19 cm. su superficie plana sea mayor de 25cm. A la vez   su anchura no debe ser menor de 100 cm. No deben haber tramos con menos de tres escalones. Las barandas de las escaleras deben tener una altura superior a 90 cm. y barras verticales a menos de 12 cm. entre ellas. Los huecos de la escalera deben ser eliminados.

SUELO
Deben evitarse los pavimentos irregulares (que bailen) o que  presenten  deformaciones. Los suelos de madera no deben estar astillados. Las alfombras deben tener dispositivos adecuados para que no resbalen.
 
ILUMINACIÓN
Todas las habitaciones de la casa deben tener suficiente iluminación artificial.
 
COCINA Y BAÑO
En la bañera o en la ducha debe colocarse un asa para poder agarrarse. Debe colocarse en el suelo de la bañera algún material antideslizante (alfombritas) para evitar que el niño resbale al bañarse.

PATIO DE LA ESCUELA 
Deben retirarse del patio todas las piedras y todos aquellos  objetos que puedan  producir caídas. Hay que colocar vallas protectoras alrededor del patio y establecer zonas de juego rápido y juego lento. Proteger los columpios con vallas. Procurar que los toboganes sean de una sola pieza de madera para evitar que se astillen.


                       MEDIDAS EDUCATIVAS DE PREVENCIÓN

NO COLOCAR en el balcón sillas, taburetes o macetas que puedan servir al niño para encaramarse.

NO DEJAR al lactante solo encima de la cama sofá o mesa al ir a cambiarlo ni siquiera unos segundos pues puede darse la vuelta y caerse al suelo.

LLEVARSE al niño consigo si mientras lo están cambiando tiene que contestar al teléfono o abrir una puerta.

TENER siempre la barandilla de la cuna subida.

NO DEJAR juguetes encima de la cuna pues el niño puede subirse encima de ellos y llegar  a la barandilla.
   
PROHIBIR  que los niños salten sobre el sofá o cama. Hay  peligro de que se caigan y golpearse la cabeza  contra algún mueble o al suelo.

IMPEDIR que el niño baje solo la escalera hasta que lo haga con total seguridad.

AGARRARSE siempre al pasamanos cuando baje las escaleras con un lactante en brazos.

NO DEJAR juguetes en el suelo o en las escaleras. Los juguetes una vez utilizados deben guardarse  otra vez.

LIMPIAR inmediatamente cualquier líquido derramado en el suelo.
 
NO ENCERAR el suelo excesivamente.


                  ¿CUMPLE CON LAS MEDIDAS DE PREVENCION?

(Pequeño test de autoevaluación)

. ¿Está seguro que las alfombras están bien fijas al suelo para que los niño no resbalen?

. ¿Está la casa bien iluminada?

. ¿Tiene cuidado de que el suelo o pavimento de la casa esté siempre en perfectas condiciones?

.  En el caso de que haya caído agua o cualquier otro líquido sobre el pavimento ¿lo limpia rápidamente?

. ¿Tiene la cuna del niño barandas lo suficientemente altas para que el niño no pueda encaramarse?

. ¿Está la cuna llena de juguetes u objetos que le sirvan al niño de trampolín para poder encaramarse?

. ¿Sujeta  con firmeza al niño cuando esta en la trona, cochecito o sillita?

. ¿Tiene su balcón barrotes verticales separados entre sí a menos de 10 cm.’

. ¿Ha instalado en su hogar barandas suplementarias?

. ¿Tiene en cuenta que la presencia de mesas ,sillas etc. junto a la ventana es un riesgo, ya que el niño puede hacerlas servir para encaramarse?

. ¿Ha instalado barandillas en las literas?

. ¿Tiene presente que nunca debe dejar solo al niño en la cama o mientras lo está cambiando?

Para saber más sobre este tema:

Otros reportajes