ÁREA MÉDICA
También te puede interesar...
El sistema visual en el niño
Prof. Jesús Costa Vila +
Oftalmólogo
Profesor Titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona


Fecha de publicación: 27 abril 2009


Como es, como evoluciona, percepción del color, defectos visuales mas comunes


Al nacer el sistema visual del niño no esta totalmente desarrollado y tanto el ojo como sus anexos Irán sufriendo cambios importantes a través de los primeros años de vida.

El desarrollo visual afecta a todas las facetas de la función visual tales como agudeza visual, visión binocular, campo visual y visión cromática o de los colores. La agudeza visual al nacer es prácticamente nula alcanzando el 50 % a los 3-4 años y el 100% a los cinco o seis años. Aunque la madurez completa del sistema visual no se alcanza hasta los dos años la evolución más significativa del sistema visual se produce en el primer semestre de vida


El recién nacido tiene una visión limitada. A 20-25 cm. ve claramente (es conveniente pues hablarle a esta distancia).


Es a los tres semanas que el niño ya procura evitar los objetos que se acercan a su cabeza y solo se concentra mirando la cara de su madre. En las primeras semanas el bebé solo distingue lo claro de lo oscuro y percibe vagamente las siluetas.


Al mes el recién nacido ya mira los puntos luminosos y colores que se hallan a unos 20 centímetros sin embargo lo ve todo doble.


A los dos meses ya sonríe y descubre los colores (el rojo y el blanco preferentemente). Parece ser que los juguetes móviles contribuyen a desarrollar las áreas visuales de su cerebro .Una pequeña prueba es mover delante de él un juguete, por ejemplo, y sujetándole el cuello observar si mueve los ojos siguiendo su trayectoria.


A los tres, cuatro meses tiene una perfecta percepción de los colores diferenciando el color rojo, el azul, el amarillo y el verde. A esta edad ya se fija en los tonos vivos.


Entre los tres y los seis meses el bebé sigue los movimientos de sus padres reconociendo sus rasgos y al final del primer semestre ya coge con sus manos sus juguetes preferidos así como el chupete y el biberón.


A los seis meses ya ve en tres dimensiones habiendo conseguido una completa facultad visual. A partir de los seis meses alcanza esta agudeza visual le permite distinguir las personas y objetos de su entorno y seguir sus movimientos, aunque sean rápidos, con gran interés. Al año su vista esta bien desarrollada


En el momento en que el bebé adquiere una autonomía y movilidad, se lanza a descubrir todo lo que alcanzan sus ojos. Su afición es lanzar al suelo los juguetes para ver que pasa con ellos. A los pocos meses cuando ya empieza a gatear el solo recuperará los juguetes que ha lanzado.


Percepción del color

Respecto al color de los ojos, la mayoría de los casos a los cinco o seis meses o en ocasiones antes ya es posible observar lo que será casi exactamente la pigmentación real de sus ojos.


La percepción del color no solo se limita a los colores denominados básicos o primarios (rojo, verde y azul) ya que diferentes mezclas de sus pigmentos dan lugar al resto de la gama cromática. En las primeras semanas de vida el bebé ya diferencia lo claro del oscuro y a los tres meses ya capta la intensidad de los colores. A los tres o cuatro años la mayoría de niños ya disciernen unos colores de otros.


Hay que tener en cuenta que el sentido de la vista se halla completamente desarrollado a partir de los seis meses de edad aproximadamente. Los niños antes de los seis años ya son capaces de agrupar objetos en función de su color. Entre los tres y seis años el color rojo es su preferido y a partir de los seis años el color preferido es el azul.


Gracias a diferentes pruebas puede descubrirse la existencia de cierta incapacidad para percibir determinados colores (el rojo y el verde en particular) o confundir unos colores con otros (daltonismo) o ser incapaces de diferenciarlos (acromatopsia).


Daltonismo

El daltonismo (ceguera al color) es un trastorno de origen hereditario ligado al sexo que se trasmite por un alelo recesivo ligado al cromosoma X presentadose mas en los varones (8%) que en las hembras (0,5%).


El daltonismo consiste en una dificultad para reconocer ciertos colores, debido a una función defectuosa o falta de unos de los tres tipos de conos (células de la retina) que son los responsables de la percepción del color. Tal alteración se pone de manifiesto cuando el niño aprende los colores.


Existen varios tipos de daltonismo según el cono afectado. Uno de ellos es el monocromatismo en el que todos los colores son apreciados por el niño en blanco y negro (ceguera total a los colores). El otro es el dicromatismo caso de tener dos tipos de conos en vez de tres. En este caso no se distingue el color rojo del verde identificando los dos colores como uno solo (ceguera al rojo y al verde) El no poder distinguir entre los tonos azul y amarillo (ceguera para el azul) no es tan frecuente.


Un método rápido y sencillo para diagnosticar el daltonismo consiste en mostrar al niño una serie de láminas (confeccionadas para este fin) con muchos puntos de diferentes colores primarios dispuestos sobre fondos de colores similares y de tal manera dispuestos que una persona normal puede distinguir en ellos números o formas conocidas. Aquellos niños afectos de daltonismo no podrán reconocer tales figuras.


Otra prueba por demás sencilla y casera para determinar la presencia de un daltonismo (en niños de 4 años) es coger las fichas del parchis sobre la mesa y pedir que las identifique por colores, Si una y otra vez confunde el rojo o el verde (las ven de color marrón) sospecharemos que existe un daltonismo.


La revisión anual del niño por el oftalmólogo es importante ya que el niño hasta que no cumple varios años de edad no aprende a diferenciar los colores.


Defectos visuales

Es indispensable en los niños detectar cuanto antes posible cualquier defecto o problema visuales, tanto de visión cercana (lectura o escritura) como de visión lejana (no ven bien la pizarra). Una fecha ideal para ello es al inicio de su vida escolar (a los tres o cuatro años). En la infancia los trastornos que con mayor frecuencia se observan son la el estrabismo, la miopía y el ojo vago. Debido a que muchas veces el niño no se queja de que ve mal es preciso tener en cuenta una serie de síntomas que indican la existencia de un problema visual . Entre ellas hay que citar:


  • Ausencia de fijación y seguimiento de una luz a partir de los tres meses.
  • Si desvía los ojos (aunque sea un muy poco).
  • Si se frota los ojos constantemente.
  • Si tiene siempre los ojos enrojecidos.
  • Si parpadea con frecuencia.
  • Si se acerca excesivamente al papel en el momento de leer y escribir.
  • Si desvía la cabeza cuando se fija en un objeto.
  • Si entorna los ojos cuando se fija en objetos lejanos.
  • Si guiña siempre el mimo ojo cuando le molesta el sol.
  • Si hay una diferencia de visión al tapar un ojo u otro.
  • Si se al finalizar el día o forzar la vista tiene dolor de cabeza.
  • Si el alineamiento o los movimientos de los ojos no son normales (a los seis meses de edad).
  • Pupila blanco o grisácea

Como norma general todos los niños deberían ser visitados por el oftalmólogo antes de iniciar la etapa escolar.


ESTRABISMO

La visión en el recién nacido es limitada y los músculos que controlan los movimientos oculares están aún inmaduros necesitando cierto entrenamiento para funcionar correctamente. Es por esta razón que en muchas ocasiones sus ojos giran en exceso hacia dentro o hacia fuera (por falta de coordinación (bizqueo).


Ahora bien hay que tener presente que si ello persiste durante los tres o cuatro primeros meses hay que consultar al pediatra pues podría tratarse de un "estrabismo" (falta de coordinación ocular) problema que produce un fenómeno de visión doble o a una simple incoordinación motora que se corrige con el tiempo.


El "estrabismo" se produce cuando un ojo no esta bien alineado con el otro, es decir cuando existe una perdida de paralelismo de los ejes visuales y por tanto los globos oculares no se mueven de manera coordinada sino en dirección diferente (falta de coordinación). Ello puede ser debido a un desequilibrio de los músculos que sostienen el globo ocular o a un trastorno de la visión (error de refracción como hipermetropía o astigmatismo elevado). El estrabismo puede ser convergente (dirigido hacia dentro o endotropia) o divergente (hacia el exterior o exotropia) aunque también puede ser vertical hacia arriba (hipertrofia o hacia abajo (hipotrofia).


Un problema del estrabismo es que el niño que lo sufre anula la capacidad visual del ojo desviado para evitar la doble imagen. Este ojo al no trabajar se vuelve vago (ambliopía) y pierde agudeza visual. Es por ese motivo el niño no se queja de visión doble.


Así pues es imprescindible tratar las causas del estrabismo las cuales pueden ser múltiples (antecedentes familiares, parto prolongado etc.). Si es una cuestión de refracción en uno o ambos ojos (miopía, hipermetropía o astigmatismo), una primera opción de corrección (a partir de los 8-9 meses) es mediante la prescripción de gafas o ante el riesgo de aparición de ambliopia (ojo vago) colocando un parche especial en el ojo que no se desvía (de esta manera el ojo estrábico se ve obligado a trabajar y no se vuelve vago). Hay que tener en cuenta que como más pequeño es el niño más fácil y rápida es la corrección. Antes de los 5 años la recuperación suele ser bastante rápida y satisfactoria. Más adelante (6 años de edad) los resultados no son tan buenos.


Si a pesar del tratamiento anterior (gafas o parches especiales) no se corrige el tono, hay que llevar a cabo una intervención quirúrgica que consiste en debilitar o reforzar el músculo que impide coordinar los movimientos oculares.


Detección precoz del estrabismo: La prueba de oclusión (Cover test) sirve para detectar un posible estrabismo y consiste en que al tapar (con una tarjeta o un oclusor de plástico) el ojo que fija la mirada en un objeto situado cerca (33 cm.) o lejos (6 metros) el ojo estrábico se desplaza para lograr dicha fijación. Por lo que respecta a la prevención. las revisiones rutinarias oftalmológicas son la mejor forma de detectar tal proceso.


AMBLIOPIA (ojo vago)

La ambliopía es la perdida de la agudeza visual denominándose al ojo afecto "ojo vago" u "ojo gandul o perezoso".


El ojo vago o ambliótico es aquel que no se ha desarrollado normalmente y como consecuencia poco a poco da lugar a una gran perdida parcial de la visión que no puede corregirse con lentes. De ahí la necesidad de un diagnóstico precoz y control en las etapas en las que puede ser tratable. Es de fácil solución en las edades tempranas y más difíciles de corregir a partir de los 8-9 años. Una de las causas principales de la ambliopia suele ser la presencia de estrabismo (auque puede darse el caso de un ojo vago sin estrabismo.


El tratamiento consiste en forzar al niño a utilizar el ojo gandul mediante la oclusión del ojo sano con un parche. Es esencial que el ojo sano permanezca tapado durante el día (por la noche la oclusión no es necesaria). Pueden utilizarse otros métodos según el grado y circunstancias de cada paciente como filtros penalizadores, colirios etc.


Es importante llevar al niño a una sencilla revisión oftalmológica teniendo en cuenta que ciertas patologías solo se curan en edades muy tempranas. Hay que señalar que la mejor forma de evitar la ambliopia es su prevención



ojo hipermétrope
HIPERMETROPIA

La hipermetropía es un defecto de refracción debido al cual la imagen se forma detrás de la retina, lo que provoca una imagen borrosa de los objetos que se encuentran cerca.


La hipermetropía es el error de refracción más frecuente en los niños pequeños y debe de corregirse ya que así se evitan daños irreversibles (ambliopía). En ocasiones se acompaña de estrabismo aunque puede presentarse aislado. SIn embargo el ojo del niño tiene gran capacidad para compensar este déficit de enfoque mediante la acomodación. Esta es la razón que en ocasiones la hipermetropía queda enmascarada total o parcialmente. Hay que sospechar que un niño es hipermétrope cuando presenta dolor de cabeza , fatiga visual por las tardes. picor y escozor o enrojecimiento ocular al realizar cualquier tipo de actividad que implique la visión cercana. La hipermetropía tiende a disminuir con la edad.


Es preciso cuando aparecen los síntomas descritos corregirla con gafas para eliminar el sobreesfuerzo que la hace aparecer. La hipermetropía puede detectarse en las exploraciones oftalmológicas rutinarias.



ojo miope
MIOPIA

La miopía es un defecto de refracción debido al cual la imagen se forma de delante de la retina lo que provoca que los objetos que están lejos se vean desenfocados.


La miopía no es frecuente en los niños pequeños. Según el número de dioptrías que se tenga puede clasificarse en miopía simple la cual se detecta en época escolar, miopía aguda de origen genético (muy rara) y miopía nocturna que es aquella que aparece en condiciones de baja iluminación. El tratamiento de la misma consiste en la corrección óptica mediante gafas o lentillas. La cirugía no esta indicada hasta los 18 años enb caso de que se haya estabilizado..



ojo con astigmatismo
ASTIGMATISMO

El astigmatismo es un defecto de refracción debido a la irregularidad de la córnea la cual no es totalmente esférica sino que es como un balón de rugby lo que da lugar a que una imagen distorsionada y desenfocada tanto de lejos como de cerca. En otras palabras es la imposibilidad de enfoque de las imágenes en un punto de la retina ya que la imagen se forma al mismo tiempo delante y detrás de la misma . Es importante señalar que la mitad de los recién nacidos lo presentan.


Es habitual que el astigmatismo se halle asociado a la miopía o a la hipermetropía pero con la diferencia que el astigmatismo suele ser estable a lo largo de los años .


El astigmatismo se detecta en una revisión ordinaria y sus síntomas son visión borrosa y dolor de cabeza. El tratamiento del mismo ha de llevarse a cabo cuando se superan las 1,5 dioptrías, por la edad y por la repercusión visual que este defecto produzca. La corrección con lentes especiales obliga a los niños el uso de gafas o de lentillas de contacto (en niños mayores). El astigmatismo es una de las causas de ojo vago, La revisión oftalmológica detecta este problema y evita consecuencias.


A QUE EDAD DEBE REQUERIRSE LA VISITA DEL OFTALMOLOGO PARA REVISAR LA VISTA DE LOS NIÑOS

La revisión de los ojos en los niños debe efectuarse muy pronto para poder detectar cualquier problema.



cataratas congénitas

Primer mes de vida

  • En bebés de bajo peso (menos de 1.500 gr.).
  • Para que descartar enfermedades graves y malformaciones (cataratas congénitas o glaucoma).
  • En caso de que la madre haya sufrido una enfermedad durante el embarazo (toxoplamosis por ejemplo).

Bebés de menos de 6 meses

  • El bebé no fija la mirada en personas que son ya familiares para él o juguetes.
  • Ausencia de alineación de los ojos.
  • Aspecto o tamaño de un ojo diferente del otro . Pupila anormal.
  • El bebe cierra los ojos cuando sale el sol.
  • Lagrimeo continuo

A los siete meses

  • Para el diagnostico del estrabismo.

A los 18 meses

  • Para el diagnostico de algún tumor intraocular de carácter maligno (retinoblastoma) .

A los cuatro años

  • Para la comprobar la agudeza visual y diagnosticar defectos de refracción o enfoque.

En la edad escolar

  • Si al leer se salta palabras o repite líneas y confunde las letras.
  • Si sigue las líneas con los dedos y dibuja o escribe con la cara pegada al papel.
  • Si frunce los ojos al mirar de lejos, cierra o se tapa un ojo o ladea la cabeza.
  • Si se queja de dolor de cabeza.
  • Si hay un aumento de sensibilidad a la luz.
  • Si sus ojos están siempre llorosos o enrojecidos.

Luego cada dos años hasta cumplir los 14 años


ENFERMEDADES DE LOS PÁRPADOS


orzuelo
ORZUELO EXTERNO

El orzuelo es la infección estafilococia del folículo de una pestaña. Lo que da lugar a la aparición de un pequeño tumor único o múltiple adyacente al borde libre del párpado rodeado de un borde rojizo.


El tratamiento consiste en limpiar el parpado con un algodón empapado en suero fisiológica (higiene palpebral) y aplicar paños de agua tibia (calor local) dos o tres veces al dia. El oftalmólogo puede recomendar una crema antibiótica-antiinflamatoria.



blefaritis seborreica
BLEFARITIS SEBORREICA

La blefaritis es la inflamación del borde del párpado . se trata de la aparición de unas escamas en la base de las pestañas (descamación ciliar) con prurito y pestañas aglutinadas. La causa es el exceso de secreción lipidica por las glándulas de Meibonio y Zeis o la no visualización de gafas en los defectos de refracción. El tratamiento de la misma consiste en la higiene de los párpados (dos o tres veces al día) y la aplicación de compresas calientes cada 12 horas


PROCESOS CONJUNTIVALES


cojuntivitis bacteriana
CONJUNTIVITIS

La conjuntivitis del lactante es la infección de la conjuntiva ocular (fina membrana que cubre el ojo) siendo muy frecuente en el recién nacido al tercer o cuarto día de vida, como consecuencia del paso del bebé `por el canal del parto (si esté ha sido por vía vaginal) o también por la obstrucción del conducto lagrimal


La conjuntivitis en general puede ser de naturaleza o infecciosa o vírica. En los niños ya mayores suele producirse al tocarse los ojos con las manos sucias. Puede decirse que la conjuntivitis tiene tres mecanismos de producción a saber: la vírica (causada por un adenovirus) muy contagiosa la bacteriana causada por gérmenes tales como el estafilococo, el estreptococo, el hemophilus y el proteus (que al principio afecta a un solo ojo y luego a los dos ) y la alérgica que es aquella causada por pólenes


La sintomatología propia de la conjuntivitis se caracteriza por la aparición de inflamación y enrojecimiento de la conjuntiva, lagrimeo, fotofobia, molestias oculares (sensación de cuerpo extraño), secreción ocular. En el caso que la infección sea bacteriana las secreciones son muco-purulentas (típicas legañas) a diferencia de aquellas víricas en que la secreción es clara. Las conjuntivitis alérgicas se caracterizan por picor y ardor en los ojos, fotofobia y edema conjuntival


El tratamiento de las conjuntivitis precisa el lavado de los ojos varias veces al día con suero fisiológico (1 litro de agua hervida tibia con una charadita de sal) En el caso de que el pediatra recete unas gotas (colirio) o pomadas oftalmológicas específicas (antibióticas en el caso de que ésta sea bacteriana o antiinflamatorias si ésta es vírica. Es importante procurar introducir con cuidado tanto los colirios como las pomadas (una o dos gotas de colirio o lo equivalente a un grano de arroz en el caso de una pomada en cada ojo sujetando al niño para llevar a cabo tal maniobra).Las conjuntivitis alergias requieren tratamiento a base de antihistamínicos o corticoides. Para evitar los contagios deben lavarse a menudo las manos del bebé o niño y usar toallas exclusivamente para él.


La prevención de la conjuntivitis: La prevención de la conjuntivitis neonatal se lleva a cabo en el momento del nacimiento limpiando los ojos con suero fisiológico y aplicando un colirio antibiótico. Ya una vez en casa la madre debe proceder a la limpieza diaria de los ojos del bebé pasando, después del baño, una gasa humedecida con agua hervida o suero fisiológico a lo largo de cada ojo para así arrastrar y limpiar cualquier secreción.


ENFERMEDADES DEL SISTEMA LAGRIMAL

SEQUEDAD OCULAR

La sequedad ocular consiste en el enrojecimiento conjuntival, prurito o quemazón intensa al levantarse o a la última hora de la tarde y sensación de cuerpo extraño. El tratamiento consiste en el uso de lubricantes de la superficie ocular y estimulantes de la secreción lagrimal.


DACRIOCISTITIS

La dacriocistitis es la secreción purulenta por el ángulo interno palpebral con tumoración del surco nasogeniano que se acompaña de dolor y lagrimeo constante. El tratamiento consiste en la higiene palpebral, colirios antibióticos y aplicación de calor local húmedo


OJOS LLOROSOS o LAGRIMEO

Ciertos recién nacidos presentan una leve infección de los ojos causada en ocasiones por la obstrucción o inmadurez del conducto lagrimal el cual comunica el saco lagrimal y las fosas nasales.


Hay que tener en cuenta que las lagrimas (necesarias para los ojos se mantengan limpios y húmedos van renovándose continuamente y una vez cumplida tal misión se evacuan a través de tales conductos.


En los primeros días de vida en el caso de que exista una obstrucción de los citados conductos por no romperse un fina membrana (que suele desaparecer en el momento del nacimiento) se produce un lagrimeo continuo (al no poder drenar las lagrimas) pudiéndose llegar a infectarse la parte superior del conducto lagrimal lo que da lugar a la hinchazón del ángulo interno del ojo.


Tal proceso suele durar algunas semanas o meses, pero en el 80% de los casos se resuelve espontáneamente. Requiere una higiene muy estricta (lavado de las secreciones con suero fisiológico y en caso de infeccion prescripción por el oftalmólogo de un colirio antibiotico). Otras veces es necesario que el oftalmólogo dilate el conducto el lagrimal mediante una sonda para eliminar la obstrucción. También puede corregirse mediante un ligero masaje en el ángulo interno del ojo (sobre la zona lagrimal lagrimal).


COMO SE APLICAN LAS GOTAS Y LOS COLIRIOS

En primer lugar hay que tumbarle en el cambiador y presionar levemente el pómulo con la mano. Con la mano libre dejar caer una jota en el extremo exterior del ojo para que así el colirio llegue a toda la superficie de ojo.


CUANDO HA DE LLEVAR GAFAS EL BEBE

No es habitual el prescribir el uso de gafas antes del año y medio (más o menos) ya que la mayoría de los trastornos visuales en los bebes se resuelven espontáneamente antes de llegar a ésta edad. Sin embargo jhay que prescribirlas...


  • Si hay una hipermetropía de mas de tres dioptrías
  • Si existe una miopía de más de una dioptra
  • Deformación de la curvatura de la cornea (astigmatismo)
  • Si el niño tuerce un ojo (en ciertos casos) estrabismo
  • Si hay una diferencia importante de visión entre un ojo y otro

COMO DEBEN SER LAS GAFAS DEL BEBE

Ante todo hay que seguir los consejos del oftalmólogo cualificado, pues en función del defecto visual hay monturas más adecuadas que otras. Las monturas deben ser ligeras (de plástico) con cristales orgánicos y resistentes a la manipulación propia de los niños de corta edad .


  • Las monturas has de ser ligeras y elásticas, debiéndose ajustar perfectamente (no deben se de metal ni tener puntas afiladas, ni partes desmontables)
  • Las monturas de las gafas no deben sobresalir de ambos lados de la cara.
  • El puente o parte que se apoya en la nariz debe ser blanda y flexible para adaptarse a su forma y crecimiento
  • Las patillas que rodean la oreja deben ser blandas y flexibles. A la vez deben mantener las gafas firmes y bien adheridas a la cara.

En un principio es normal que el niño quiera quitarse la gafas .Ahora bien poco a poco ira acostumbrándose a llevarlas

Para saber más sobre este tema:

Otros reportajes