ÁREA MÉDICA
También te puede interesar...
La seguridad infantil es un derecho

Fecha de publicación: 05/07/2008


Presidente del Consejo Andaluz de Asuntos de Menores. Profesor Titular y Jefe de Servicio del Hospital Infantil Universitario "Virgen del Rocío". Universidad de Sevilla. Académico numerario de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla.



Infancia Segura: Usted ha trabajado el tema de los derechos del niño en Europa. ¿Cree que la prevención de accidentes debería ser un derecho en la infancia?
Respuesta:
La Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas, señala la responsabilidad social de proteger a los niños y de proveer con servicios y ayudas necesarias para ello. Responsabilidad que incluye a la principal causa de muerte e incapacidad en la infancia, que son las lesiones a través de los accidentes. No olvidemos que en la Unión Europea los accidentes constituyen la cuarta causa de muerte tras las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y las enfermedades respiratorias y que los niños y los jóvenes sufren accidentes en una alta proporción. Es importante resaltar que en la actualidad se considera a las lesiones involuntarias y voluntarias como la principal causa de invalidez crónica entre los jóvenes.
Dada la importancia del problema la Comisión Europea el 23 de junio de 2006 emitió un comunicado al Parlamento Europeo y al Consejo instando a desarrollar un plan de acción al respecto. La Comisión considera "que respecto a las acciones para lograr una Europa más segura el hecho de la prevención de accidentes es una prioridad en los programas de acción de salud pública actuales y futuros, e invita a los Estados miembros a colaborar con la UE y dar prioridad a la prevención de accidentes dirigiendo campañas de información y realizando una recogida de datos".
Concluimos: Sin duda, la seguridad infantil es un derecho.

IS: ¿Cómo cree que está España en temas de seguridad infantil?
R: Anualmente se realizan campañas de prevención de accidentes por los diversos Ministerios competentes en relación a los agentes causales de accidentes. Por el Ministerio de Sanidad se realizan campañas anuales de prevención de accidentes infantiles que pueden ser consultadas en su página Web. Las Comunidades Autónomas también trabajan en ello. Pero la realidad es que aún queda mucho trabajo por hacer en la concienciación, sensibilización, formación e información ciudadana. Dados los resultado, se hace preciso que las campañas se complementen con otras acciones en las que todos estamos involucrados.

IS: Según las conclusiones de sus trabajos, ¿cree que la Justicia o el Estado deberían proteger más al menor? ¿Cómo?
R: El siglo XX ha sido sin duda el siglo de los derechos de la infancia, ante el número de normativas, declaraciones y leyes surgidas durante el mismo, enmarcadas todas ellas en la Convención de los Derechos del Niño de la OMS. El siglo XXI debería ser, en cuanto a derechos de la infancia, el de la acción. Pienso que ¿al como? se le está dando respuestas a través de los planes integrales de atención a la accidentabilidad. En mi comunidad Autónoma de Andalucía se ha puesto en marcha el correspondiente al 2007-2012.

IS: ¿Qué podemos hacer todavía para concienciar más a los padres y educadores de la importancia de la prevención en temas de seguridad?
R: Es importante considerar que la población infantil desarrolla principalmente sus formas de socialización en la red familiar, centro educativo, "grupo de iguales", medios de comunicación y la propia sociedad. A través de ellos se potenciará o impedirá el aprendizaje de conceptos, habilidades y actitudes positivas.
Sin duda, nuestra mejor herramienta a largo plazo es la educación desde el inicio de la existencia del individuo, al ser la etapa 0-6 años el periodo clave del desarrollo de la persona. Una educación que debe ser transversal, ajustada a las distintas etapas de madurez, en el que estén incluidos todos los agentes socializadores anteriormente referidos. Estos niños serán los futuros padres educadores.
A corto plazo sensibilizar y formar a los agentes socializadores señalados. Al respecto, punto clave y prioritario lo constituye la formación de los padres a través de lo que se denomina "Escuela de Padres". Como es reiterado frecuentemente "a nadie se nos enseña a ser padres". Del Estado se requiere el soporte preciso, para que la familia pueda efectuar su función educadora.
Otro pilar fundamental lo constituyen los profesionales de las distintas disciplinas implicadas. Su formación tanto en la etapa del pre como del postgrado la considero fundamental. Las relaciones profesionales-familia son claves.
Por último no podemos olvidar el importante papel que los medios de comunicación juegan como generadores de conciencia social y su contribución a la sensibilización sobre los problemas sociales, así como sus posibilidades de aprovechamiento educativo, social y cultural. No olvidemos que especialmente la televisión se introduce en nuestros hogares.

IS: ¿Cree que los padres no quieren pensar en los accidentes infantiles porque creen que "nunca les va a tocar a ellos"?
R: Los padres quieren lo mejor para sus hijos. A mi juicio lo que le falta es formación. Hay que informarles y sensibilizarles sobre la importancia del problema.
Me preocupa, en especial, el fenómeno que se está produciendo ante el ritmo de vida actual, en cuanto a la paulatina dejación de responsabilidades educativas en las Instituciones a lo que se suma las incorporaciones precoces a las Escuelas Infantiles (antiguas guarderías) y/o una relajación de la vigilancia de los menores en el hogar, que da lugar a las preocupantes cifras de accidentes domésticos.
Debemos insistir, en el especial protagonismo que como primer y principal agente socializador tiene la familia, la cual precisa de soporte y ayuda, incluido los de formación e información, que le permita ejercer con eficacia, su función educativa, socializadora y preventiva.

IS: Usted forma a futuros pediatras. ¿Cómo les enseña a abordar los temas de seguridad?
R:
Sensibilizándolos y dándole formación en cuanto a herramientas educativas en el objetivo Salud y Calidad de Vida. Tristemente los currículos de las licenciaturas, a mi juicio no le dan la importancia que tiene el tema que nos ocupa.

IS: ¿Qué debemos hacer para mejorar la calidad de vida en la infancia?
R: En lo que respecta a la infancia, personalmente por mi influencia profesional y teniendo como referencia las placas de Petri (medio de cultivo en bacteriología), defino a la calidad de vida como "el caldo de cultivo que va a permitir al máximo el desarrollo de las potencialidades de un niño". Hay que cuidar ese caldo de cultivo, cuyo núcleo es la familia, potenciada por el medio extrafamiliar, que le va a permitir el ejercicio de su función educativa y socializadora, en una interacción constante. En ello considero está la clave.


Otras entrevistas