ÁREA PADRES...
FUTUROS PADRES
Web para padres especializada en Seguridad y Prevención de Accidentes Infantiles

INFORME TECNICO INFANCIASEGURA.es
TODO LO QUE LOS PADRES HAN DE SABER SOBRE...


Sección Coordinada por el Dr. J. Mateu Sancho  +
Fecha actualización: 27/04/2009
 


  La cuna  El moisés y la minicuna  Las sillas de paseo  Cochecitos de paseo  La Trona  El cambiador o vestidor

  Sillas o dispositivos de seguridad  El Capazo y la silla portabebés  Los Parques o corralitos  La Bañera

  Los andadores  Las mochilas  Los intercomunicadores  Las hamacas


Los Parques o corralitos


 "El  parque o corralito es un espacio de juego protegido y seguro alejado de riesgos exteriores. Es mayormente útil (como espacio seguro de diversión), entre los 4 y los-7 meses cuando el niño  poco a poco  va adquiriendo la suficiente autonomía para abandonar la cuna y empieza a sentarse y  también hasta  los dos años  cuando ya se pone de pié. Sin embargo el parque no debe ser el sustituto de un hogar correctamente acondicionado."

Colocado  en el cuarto infantil  el parque puede ser de gran utilidad en ciertos momentos (por ejemplo cuando  la madre no puede atender al niño por tener que estar pendiente de otras cosas) . Sin embargo no es conveniente dejar mucho rato al niño en el parque  (más de una hora) o  permanentemente (como si fuera un parking)  pues es de todos conocido que el niño  necesita espacio libre para moverse y explorar el entorno para poder desarrollarse adecuadamente. Así pues la utilización de este accesorio debe reservarse solo para los momentos de verdadera necesidad.


TODO LO QUE LOS PADRES HAN DE SABER SOBRE COMO DEBE SER UN PARQUE O CORRALITO ANTES DE PROCEDER A SU COMPRA

TIPOS DE PARQUES: uno de ellos es el rectangular tradicional de madera acero o resina con barrotes  (con distancia entre ellos no superior a los 5,17cm, suelo incorporado y una puerta  para que el bebé pueda entrar y salir del mismo y el otro es aquel de estructura metálica plegable (ligero y fácil de armar) en el que sus lados sostienen una tensa red de malla fina, su suelo es elevado y sus bordes están  acolchados. Ambos  modelos son plegables y van provistos de dos o más ruedas o de  dos patas o  cuatro o más ruedas las cuales al menos dos de ellas  deben  poderse bloquear. Algunos parques llevan  unas asas para  ayudar al niño a ponerse de pié.

ESTRUCTURA:  aunque los típicos parques son  de madera o plástico    actualmente por norma general su estructura  es metálica   (tubos metálicos  de acero inoxidable). En ambos casos su suelo o base suele ser acolchada revestida de plástico y su altura  interior  mínima (es decir desde la posición más baja hasta  el borde más alto) no debe ser inferior a 60 cm.  para que el niño no pueda salirse por sí solo. Para que el parque no pueda volcarse es imprescindible tenga varios puntos de apoyo y ser resistente a los saltos del niño (normalmente los  parques soportan hasta 15 kilos).

BORDE SUPERIOR: el  borde superior de los parques acostumbra a ser de goma espuma  forrado de plástico y con la suficiente resistencia  para que en el caso de que  por cualquier motivo llegara a desgarrarse el niño no pueda acceder a su interior (espuma de relleno). Tanto el borde como la base del parque deben ser lavados periódicamente con una esponja húmeda.

LOS LATERALES VERTICALES: los laterales verticales deben medir como máximo 7 mm.  para que el niño no pueda introducir por  ellos sus brazos  y sus piernas y quedar atrapado. Si  los laterales  son de barrotes su distancia entre ellos no debe superar los 6,5 - 7 cm. 

PLEGADO: los parques pueden plegarse como un  compás o como un libro. En el plegado tipo compás  (fácil y rápido) su base se pliega hacia arriba cerrándose como un acordeón (lo que hace que ocupe poco lugar). Por el contrario en  el plegado tipo libro o vertical   la base  se desprende de sus sujeciones y se empuja hacia arriba (es decir hacia el pasamanos) cerrándose las patas hacia el centro de la  estructura. Es preciso que los mecanismos de apertura y cierre sean fáciles de accionar.

CANTOS Y SALIENTES: En todo parque infantil es imprescindible que los cantos y salientes del mismo sean redondeados para así evitar que el niño se lesione.

PIEZAS PEQUEÑAS: todas las piezas pequeñas  del parque (tornillos etc.) han de estar siempre bien  sujetas para que el niño no sea capaz de desmontarlas. Algunos parques incluyen unas argollas para ayudar al niño a levantarse. Hay que  vigilar que los estampados del revestimiento sean lavables y que las pinturas utilizadas son atoxicas. 

  Cuando el niño empieza a sentarse hay que  retirar del parque aquellos juguetes que estaban colgados y atados en su parte superior  No es conveniente  introducir en su interior muchos  juguetes para  así dejar espacio para que el niño pueda desplazarse sin dificultad alguna y sobre todo es preciso no dejar aquellos  que por su tamaño pudieran servir de trampolín al niño para trepar y salirse del mismo. Otras de las precauciones a llevar a cabo es el que  el parque o corralito  se coloque  lejos de los radiadores de calefacción,  paredes y  muebles.
 
  Una alternativa  para aquellos niños que aún no gatean  es colocarlos   dentro del parque sobre una manta o alfombra y  facilitarles juguetes para que se entretengan.



RECOMENDACIONES A TENER EN CUENTA

En cuanto al parque o corralito:

  • Procurar situar el parque lejos de lámparas, cortinas y focos calientes.
  • Procurar que el parque tenga varios puntos de apoyo y  de que sea resistente a sus  saltos, 
  • Vigilar que tanto los barrotes como los agujeros estén en perfecto estado.  
  • Procurar que los barrotes no estén  situados muy juntos para evitar que el niño pueda pasar su cabeza entre ellos.
  • Comprobar que los sistemas de apertura y cierre sean fáciles de accionar.
  • Vigilar  que no haya ningún fragmento metálico que sobresalga de la red  o del borde acolchado.
  • Si se coloca algún lazo o cuerda procurar que su longitud sea como
  • No olvidar las instrucciones de uso y que  cumpla con las normas de Europeas de seguridad (UNE-EN  12227-1/2:2000)

 


En cuanto al niño:

  • Los parques son recomendables en lactantes mayores de 6-7 meses cuando el niño ya se  sienta.
  • No dejar al niño en el parque sin vigilancia.
  • Procurar que el niño no este mucho tiempo en el parque (más de una hora).  
  • Si el parque es de red de malla, hay que verificar  que sus agujeros no sean lo  suficiente grande para que el niño introduzca sus brazos o piernas  en ellos. 
  • Tener presente que los botones de la ropa del niño deben ser más pequeños que los agujeros de la red para evitar que el niño pueda quedarse enganchado en ella.  
  • Vigilar que el sistema de plegado no sea accesible al niño.
  • Colocar  alrededor del parque alguna manta o alfombra  que amortigüe las  caídas  en el caso de que el niño salte afuera.
  • No colocar en el parque cojines u objetos que el niño pueda hacerlos servir de trampolín para salirse del mismo.
  • Cuando el niño ya se  sienta  deben retirarse los juguetes que colocados  en  su borde superior.  
  • Cuando el  niño se pone de pié hay que reducir el número de juguetes en suelo para que pueda levantarse libremente.
  • Tener presente que una manta en el suelo cuando los niños aun no gatean puede ser una alternativa al parque.