ÁREA PADRES...
FUTUROS PADRES
Web para padres especializada en Seguridad y Prevención de Accidentes Infantiles

INFORME TECNICO INFANCIASEGURA.es
TODO LO QUE LOS PADRES HAN DE SABER SOBRE...


Sección Coordinada por el Dr. J. Mateu Sancho  +
Fecha actualización: 27/04/2009
 


  La cuna  El moisés y la minicuna  Las sillas de paseo  Cochecitos de paseo  La Trona  El cambiador o vestidor

  Sillas o dispositivos de seguridad  El Capazo y la silla portabebés  Los Parques o corralitos  La Bañera

  Los andadores  Las mochilas  Los intercomunicadores  Las hamacas


Sillas o dispositivos de seguridad


"El esforzarse para que los niños viajen seguros  desde el momento en que los padres proyectan cualquier viaje  puede evitar un accidente que puede poner en peligro la vida del niño.  Para que ello no se produzca  es preciso que los padres  perseveren en la utilización de los llamados sistemas de  retención (SRI), llevando a cabo  al respecto una serie de normas, que la ley obliga a tener en cuenta  en beneficio del niño."

  El elegir un capazo, una silla portabebes o una silla de seguridad  para  viajar en  coche es fundamental para la seguridad del niño. Existen tres categorías básicas (según la normativa actual) más sus distintas combinaciones en función del peso del ocupante.

Para  recién nacidos y niños pequeños….                     

GRUPO  0 (de 0 a 10 Kg.) y GRUPO  0+  (de 0 a 13  kilos)
 
 Los dispositivos del  GRUPO 0 , en forma de CUCO  o CAPAZO de SEGURIDAD, se utilizan desde el nacimiento  hasta  que el niño alcanza un peso de 10 kilos (en la práctica suelen utilizarse hasta  los 6 meses de edad ).

 Los dispositivos del GRUPO O+  , en forma de CESTA PORTA BEBES, se utilizan desde el nacimiento hasta alcanzar los 13 kilos para trayectos de no más de una hora y media de duración

Para  niños ya  mayorcitos…


GRUPO 1   (de 9 a 18 Kg.)                         
                                                               
  Los dispositivos del grupo 1 son considerados como SILLAS DE AUTOMOVIL propiamente dichas.  Se adaptan a la morfología del bebé lo que a la vez de permitirles ir correctamente sentados les favorece su descanso. Normalmente se utilizan desde los 9 meses hasta los 4 años aproximadamente en  trayectos cortos y largos.

GRUPO 2  y  3 (de 15 a 36 kg.)                                                      

 Los dispositivos del grupo 2 y 3 engloban las SILLAS y los COJINES  ELEVADORES ANATOMICOS con respaldo  (no obligatorios pero si recomendables) para que el niño  pueda así utilizar el cinturón de seguridad. Suelen emplearse desde los 3 a los 12 años en trayectos cortos  y largos. Según la normativa han de usarse hasta que el niño mida 135 cm. sin embargo es conveniente utilizarlos hasta que el niño alcance  los 1.50 metros de altura.

SILLAS COMBINADAS

Sillas apropiadas para los grupos 0+ y 1  (de 0 a 18 Kg.)


 Sistema de sujeción: cinturón de seguridad y arnés de cinco puntos. Alguna de estas sillas llevan sistema Isofix homologado incorporado para cada vehiculo y marca. Estas sillas se pueden instalar en sentido de la  marcha del vehiculo a partir de que el niño alcanza  los 10 Kg. aunque es recomendable que se mantenga de espaldas hasta los 13 kg.
 
Sillas que engloban los grupo 1 , 2 y 3  (de 9 a 36 Kg.)

Sistema de sujeción: Isofix y/o cinturón de seguridad. Con un   reposacabezas regulables para adaptarse al crecimiento del niño  mediante un asiento anatómico reclinable alzador. 


TODO LO QUE LOS PADRES HAN DE SABER SOBRE LAS CARACTERISTICAS DE LAS SILLAS DE SEGURIDAD ANTES DE PROCEDER A SU COMPRA

SILLAS DE SEGURIDAD DEL GRUPO 0 y 0+

CUCO o CAPAZO de SEGURIDAD   

DÓNDE DEBEN COLOCARSE:

 La  colocación correcta  del cuco o capazo de seguridad es en el asiento trasero del vehiculo en sentido transversal a la marcha. Para óptima seguridad es conveniente situar su cabecera  en el lado opuesto a la puerta del automóvil.

COMÓ SE SUJETAN:

  El cuco o capazo se sujeta al coche mediante los cinturones de seguridad normalizados del vehiculo y mediante un arnés de sujeción para el bebé. Tales cucos o capazos  tienen la ventaja de que pueden adaptarse a las sillas de paseo ya que poseen correas, cintas o asas rígidas en sus laterales para facilitar el transporte para tal instalación.


SILLAS PORTABEBES (silla cesta)                   

 Las  sillas portabebes  son  rápidas de instalar y fáciles de retirar siendo consideradas ideales  en los desplazamientos cortos.  Incorporan asas ergonómicas regulables en distintas posiciones que permiten utilizarlas como mecedoras o como hamaquitas para darles de comer. También pueden acoplarse a un chasis  de un cochecito de paseo.
 
 Ahora bien  tales sillas no se recomiendan en viajes superiores a una hora y media pues la posición semisentada puede dar lugar a ciertos problemas (debido  a la  inmovilidad). Diversos estudios relacionan estos dispositivos con la apnea del prematuro.

DÓNDE DEBEN COLOCARSE:

 Su colocación correcta es en el  asiento delantero ( si no hay airbag o se desactiva) o en el asiento trasero del coche pero siempre en dirección contraria a la marcha  (es decir de espaldas al sentido de la marcha) en posición semisentada.  Su razón  esta en  que en el caso de choque la inercia queda contrarestada por el respaldo de la sillita y la cabeza del niño no corre peligro de ser zarandeada.

COMÓ SE SUJETAN:

 El recién nacido se sujeta  a la silla  con el arnés de seguridad ajustable de cinco puntos de anclaje, y la silla se fija al vehiculo mediante una base con Isofix o directamente con los cinturones de seguridad del propio automóvil. Al igual que el capazo  una vez finalizado el viaje tales sillas pueden adaptarse al chasis de un cochecito de paseo.

 Las sillas de espaldas a la marcha se pueden instalar  también en  el asiento delantero del coche siempre que no haya “airbag” o esté desactivado.


SILLAS DE SEGURIDAD DEL GRUPO 1

DÓNDE DEBEN COLOCARSE:
 
 En los niños ya  mayorcitos y en el caso de que el cinturón disponga de tres puntos de fijación o anclaje tales sillas deben colocarse en los asientos traseros   (preferiblemente en el centro de los mismos)  siempre en el sentido de la marcha.  En caso contrario pueden también colocarse a los lados  de tales asientos traseros. Si no hay más remedio (por falta de plazas) pueden colocarse en el asiento delantero.

COMÓ SE SUJETAN:

  El niño se sujeta a la silla del coche mediante un arnés de la propia silla (correa de cinco puntos). En este caso dos correas le pasan por encima de los hombros, dos por encima de las caderas y una entre las piernas).

 Las sillas se fijan al asiento del automóvil mediante el sistema “isofix” o  mediante los cinturones de seguridad del coche.

Las sillas de este grupo pueden ser colocadas también en el asiento delantero del coche siempre que el niño vaya situado en el sentido de la marcha.


SILLAS DE SEGURIDAD DEL GRUPO 2 Y 3

DÓNDE DEBEN COLOCARSE:
 
 Estos dispositivos se colocan en la parte trasera o delantera del coche en el sentido de la marcha  a la altura suficiente para utilizar el cinturón del vehiculo sin que éste le pase por el cuello.

COMÓ SE SUJETAN:

 Tales dispositivos  se ajustan mediante el cinturón de   seguridad de 3
puntos del vehiculo. Para que queden  correctamente  colocados es preciso que la parte dorsal del cinturón de seguridad quede situado sobre el hombro  del niño y  la  parte ventral sobre su cadera . De esta  manera en caso de accidente se evitarían lesiones sobre los  órganos vitales.

  Es importante que el cinturón de seguridad se coloque  por debajo del  apoyabrazos a la vez que es preciso procurar que el niño  este debidamente  colocado para que en caso de accidente (por la inercia del choque) no  pueda deslizarse por debajo  del mismo (lo que se conoce como efecto “submarino”). Adicionalmente puede utilizarse el sistema “isofix (como complemento a los cinturones sin sustituirlos) para mejorar la protección en caso de  impacto lateral.
 
  Hay que hacer constar que el cinturón de seguridad es peligroso para
 aquellas personas que no alcancen el metro y medio de altura. En  estos  
 casos  el reglamento de circulación les exime de su uso.
 
  Es a la vez importante, antes de poner en marcha el coche, asegurarse
 de  que todo dispositivo se halla bien sujeto al asiento. Además también
 hay que asegurarse  que el niño este bien sujeto mediante los cinturones
 de seguridad y/o el sistema “isofix”.


SILLAS COMBINADAS                         

Sillas apropiadas para los grupos 0+ y 1  (de 0 a 18 Kg.)

SISTEMA DE SUJECIÓN: Cinturón de seguridad y arnés de cinco puntos.   
 Alguna de estas sillas llevan sistema Isofix homologado incorporado  
 para cada vehiculo y marca. Estas sillas se pueden instalar en sentido de 
 la  marcha del vehiculo a partir de que el niño alcanza  los 10 Kg. aunque
 es  recomendable que se mantenga de espaldas hasta los 13 kg.
 
Sillas que engloban los grupo 1 , 2 y 3  (de 9 a 36 Kg.)

 
SISTEMA DE SUJECIÓN: Isofix y/o cinturón de seguridad. Con un 
 reposacabezas regulables para adaptarse al crecimiento del niño
 mediante un asiento anatómico reclinable alzador. 
 
  "Todos los dispositivos han de llevar  etiqueta naranja que indica su  
 homologación y en la que debe constar el nombre del fabricante, la 
 normativa de homologación de  los países de la Comunidad Europea ,  la 
 categoría para todo tipo de  vehículos   (universal o semiuniversal), el  
 peso del niño, el numero del país donde se  ha llevado a cabo tal  
 homologación, el número de la misma y el   correspondiente numero de  
 serie.
"



RECOMENDACIONES A TENER EN CUENTA

Homologación:

Todos los dispositivos han de llevar  etiqueta naranja que indica su  
 homologación y en la que debe constar el nombre del fabricante, la 
 normativa de homologación de  los países de la Comunidad Europea ,  la 
 categoría para todo tipo de  vehículos   (universal o semiuniversal), el  
 peso del niño, el numero del país donde se  ha llevado a cabo tal  
 homologación, el número de la misma y el   correspondiente numero de  
 serie.


Recomendaciones generales:

  • Escoger la silla de seguridad según el peso del bebe nunca según su edad.
  • Adaptar el sistema de retención en función del crecimiento del niño.
  • Instalar la silla adecuadamente.
  • Procurar que las sujeciones (arnés y cinturones sean las adecuadas).
  • Procurar instalar en lo posible la silla en la parte central del asiento trasero.
  • No colocar el dispositivo en la parte delantera si el coche tiene ”airbag”.
  • Comprobar siempre que los cinturones, en caso de utilizarse, estén correctamente ajustados.
  • Sustituir aquel dispositivo que haya tenido un golpe.
  • Si en un coche va mas de un niño  hay que protegerlos a todos.