ÁREA PADRES...
FUTUROS PADRES
Web para padres especializada en Seguridad y Prevención de Accidentes Infantiles

INFORME TECNICO INFANCIASEGURA.es
TODO LO QUE LOS PADRES HAN DE SABER SOBRE...


Sección Coordinada por el Dr. J. Mateu Sancho  +
Fecha actualización: 27/04/2009
 


  La cuna  El moisés y la minicuna  Las sillas de paseo  Cochecitos de paseo  La Trona  El cambiador o vestidor

  Sillas o dispositivos de seguridad  El Capazo y la silla portabebés  Los Parques o corralitos  La Bañera

  Los andadores  Las mochilas  Los intercomunicadores  Las hamacas


Cochecitos de paseo


"A partir de los primeros meses  y hasta los dos o tres años de edad (cuando el niño ya camina)salir de paseo al aire libre es una actividad muy agradable tanto para el niño como para la mama siendo el cochecito es el medio de trasporte mas utilizado para ello Es por esta razón que es importante que el cochecito  cumpla una serie de requisitos con el fin de garantizar que pueda ser utilizado con la máxima comodidad  (facilidad de manejo) y seguridad  (ruedas apropiadas y buenos frenos) pues  su vida se prolongará durante varios años. Existen en el mercado cochecitos (convertibles) que aprovechan el mismo chasis  para el capazo, silla de paseo y la silla de seguridad del automóvil con la ventaja de que se adaptan  a diferentes usos y etapas de crecimiento (o sea según la edad del niño)."

  El cochecito es uno de los primeros complementos que los padres adquieren ya que  permite al bebé gozar de sus primeros paseos y en ocasiones resulta muy útil y confortable para que  descanse y duerma en el. Es por ello que antes de proceder a su compra los padres han de asegurarse, para su tranquilidad y seguridad,  que tal medio de transporte  reúne una serie de características optimas que le permitan cumplir su objetivo. Un detalle a tener en cuenta es el que  aunque las sillas de paseo son  mas practicas y ligeras  no deben sustituir el uso del cochecito  demasiado pronto. 

 El cochecito se compone  principalmente de dos partes fundamentales. Una de ellas es el bastidor o chasis (el cual tiene por misión  ofrecer al capazo un sólido apoyo) el cual va provisto de  ruedas,  manillar  para empujar y dirigirlo y los típicos frenos.  La otra parte del cochecito es el capazo (o portabebés) en el que  descansa el niño diferenciándose entre sí tanto por su forma y dimensiones como por el tejido que lo recubre. Un detalle importante es que el éste debe estar bien sujeto al chasis, razón por la cual es necesario  el correcto bloqueo de las  fijaciones que lo sujetan.           
             
    Actualmente existen varias clases o modelos diferentes de             cochecito.  Uno de ellos es  el combinado  en los que en el mismo            bastidor o chasis pueden adaptarse el capazo o la sillita de paseo            (que puede adquirirse posteriormente cuando el niño cumple ya ha cumplido los cuatro meses) y la silla de seguridad del grupo 0+.

  Ahora bien el modelo de cochecito  más solicitado por los padres es el combinado que se conoce como “3 en 1”o  trio  el cual  permite acoplar en el mismo chasis tres componentes: el capazo y/o portabebes homologado como sillita de automóvil (grupo 0 o 0+) y la sillita (asiento o hamaca) necesaria cuando el niño se aguanta ya sentado. 
 
 Otro modelo también a tener en cuenta es el cochecito convertible o transformable  en el que el mismo capazo , sin sacarlo del chasis  puede convertirse  en silla de paseo con solo plegarlo. En tal caso este modelo de cochecito se compone de dos partes  es decir de un bastidor o chasis  y  un capazo  plegable. En todos los modelos de estas sillas el sistema de ganchos y cierres  debe garantizar el bloqueo  tanto de la sillita como del capazo o portabebes una vez  instalados  para impedir su cierre accidental y a la  vez disponer de un sistema de frenos eficaz y de unos buenos cinturones de retencion. Su respaldo debe ser lo suficiente rígido para sujetar la espalda del bebe y regulable lo mismo que el reposapies. Tampoco hay que olvidar que este debidamente acolchado. La seguridad y la confortabilidad deben ser el objetivo de las mismas.

   El  cierre o plegado tanto de los cochecitos convertibles como de los combinables  puede ser  plano (en forma de libro) tipo paraguas  o telescópico (este conlleva un mayor peso sin embargo admite un asiento  más ancho y confortable.)

  Todo cochecito debe llevar una etiqueta en la que  consta la edad y el peso para el que es recomendable . Por otra parte  en el capazo se indica su capacidad  y el grueso máximo del colchón para que se ajuste a los requisitos en cuanto a su altura. Aquellos capazos que su  altura interior sea superior a los 800 mm. lleva una etiqueta en que se recomienda que en cuanto el niño pueda sentarse solo es preciso utilizar un arnés de seguridad.

  Tanto las bolsas o cestas portaobjetos que  pueden colgarse del manillar como las mochilas, los protectores contra la lluvia (de plástico transparente), las sombrillas (para protegerse del sol) y las mosquiteras  (para proteger de los insectos) etc.  son accesorios útiles en un momento determinado.


TODO LO QUE LOS PADRES HAN DE SABER SOBRE LAS CARACTERISTICAS DEL COCHECITO DE PASEO ANTES DE PROCEDER A SU COMPRA

POR LO QUE RESPECTA AL  BASTIDOR O CHASIS

BASTIDOR O CHASIS: por lo que respecta  a su bastidor  o chasis éste  suele ser de acero inoxidable  o bien de aluminio (tanto cromado como semicromado )  y de material  plástico en sus puntos de unión. Otros chasis suelen estar pintados (utilizando pinturas  atoxicas y resistentes  a los  agentes atmosféricos). Existen    modelos en las  que se combina el cromado con el  semicromado y la pintura (es decir mixto). Un aspecto importante es que el chasis sea fácil de plegar  (abrir y cerrar), sus dimensiones sean  reducidas y a la vez sea lo suficiente cómodo de transportar  Opcionalmente muchos chasis se hallan  provistos de una cesta portaobjetos (comida  etc.).
                     
MANILLAR:  por lo que se refiere al manillar  (estudiado actualmente desde  el punto de vista ergonómico para  facilitar su uso) aunque casi siempre tiene un altura fija determinada es  preferible  aquel regulable a diferentes alturas. Un aspecto importante de los mismos es  que  estén solidamente fijos a la estructura  del chasis y sobre todo que sea manejable y orientable con una sola mano.  
              
PLEGADO: por lo que se refiere a su plegado el chasis clásico se pliega “tipo libro” pudendo permanecer cerrado en posición vertical  sin  apoyo con cuatro ruedas. Otro sistema de plegado es el “tipo paraguas” (como el  de una silla de paseo) el cual una vez plegado ocupa menos espacio que el plegado tipo libro por lo que puede transportarse fácilmente en    el automóvil o introducirse en el ascensor (suelen tenerlo las sillas mas ligeras o el tipo telescópico (este conlleva un mayor peso sin embargo admite un asiento  más ancho y confortable ).
            
No hay  que olvidar aquellos chasis con ruedas muy grandes desmontables pero que  tienen el inconveniente que  no pueden plegarse. Ciertos tipos de  cochecitos se cierran y abren cómodamente con una sola mano a través de un telecomando situado en el manillar. Asi pues un aspecto importante al respecto es que el chasis sea fácil de plegar, sus dimensiones sean reducidas ya a la vez sea lo suficiente cómodo de transportar.
              
RUEDAS: según el modelo de cochecito el bastidor se halla provisto de cuatro parejas de ruedas dobles. En ciertos modelos las dos anteriores apropiadas para superficies lisas y regulares acostumbran a ser  pequeñas y giratorias (lo que permite  un rápido giro o cambio de  dirección en un momento dado) . Sin embargo hay que significar que en terrenos  escabrosos con tales ruedas es difícil maniobrar. Las dos ruedas posteriores, por el contrario,  son fijas.
            
En otros modelos  el cochecito va provisto de cuatro sencillas ruedas más grandes y fijas (es decir no giratorias y generalmente radiales), las cuales amortiguan el movimiento producido al deambular por terrenos irregulares  y por calles adoquinadas por  ejemplo)  así como  hacen que sea más cómodo empujar el cochecito o subir o bajar aceras y escaleras. Sin embargo tales ruedas tienen el inconveniente que no están en condiciones de efectuar  repentinos cambios  de  dirección o  en zigzag.

Los cochecitos de tres ruedas pueden ser muy útiles para transitar por terrenos muy irregulares (campo o playa) sin embargo tienen ciertos inconvenientes tales como ser más voluminosos y  por tanto su capacidad de maniobran menor.

Últimamente han sido introducidos los chasis “todo terreno” los cuales van provistos  de ruedas  hinchables fabricadas con material  plástico   (etilenvinil  acetato) muy parecido a los neumáticos y unos amortiguadores a toda prueba que en algunos modelos pueden  regularse en   función del terreno y del peso del niño. En algunos modelos las ruedas son extraíbles pudiendo llevar a cabo su sustitución o repararon en caso determinado.
              
FRENOS: los distintos tipos de freno para  bloquear las ruedas de los  cochecitos dependen  del tipo de cierre que tenga el chasis. Un  aspecto importante a tener en cuenta es que  han de ser completamente seguros , fáciles de activar y desactivar con un solo  pié y asegurarse de que el niño no podrá alcanzarlos. Los frenos normalmente están situados en las ruedas posteriores o traseras pudiendo ser independientes o de barra.
            
Los frenos independientes o individuales actúan sobre cada rueda en particular al accionar una palanca (con un simple movimiento hacia abajo) que se encuentra encima de la rueda debiendo ser fáciles de activar y desactivar. El bloqueo completo del cochecito se lleva a cabo  realizando dos veces la operación de frenado (una en la rueda   posterior derecha y otra  en la izquierda).  Los frenos de barra  al  bloquear ambas ruedas a la vez son los que ofrecen  mayor seguridad en las pendientes  funcionando con solo empujar con el  pie la  barra hacia el  suelo.

Existen ciertos modelos deportivos o todo terreno que disponen de frenos delanteros  de disco (de frenado inmediato) y que se accionan desde el manillar  mediante un cable (al igual que una   bicicleta).

MUELLES AMORTIGUADORES: los muelles (amortiguadores) de que constan todos los cochecitos están situados en  las ruedas posteriores y en las delanteras y de ellos depende en gran manera  que el cochecito pueda trasladarse por toda clase de terrenos. Los muelles situados en las ruedas  posteriores (de tipo vertical) amortiguan las sacudidas provocadas  por las irregularidades del terreno a diferencia de los  situados en las ruedas delanteras (de tipo horizontal) los cuales tienen la misión de minimizar los golpes o choques que se producen contra  el borde de las aceras.   


POR LO QUE RESPECTA AL CAPAZO o PORTABEBES
  
CAPAZO O PORTABEBÉS: por lo que respecta al capazo  o portabebes) éste debe ser confortable (respaldo reclinable) y tener una armadura rígida no deformable (de polipropileno) resistente a golpes y capaz de  sostener a uno o más niños  así como un  colchón , una capota reclinable para proteger el bebé del sol y del  viento y un  cubrepiés  cuya   tiene la misión es proteger al bebé.

En el cuco tanto la  altura de los laterales como la capota  y  las partes interiores en contacto con el niño forradas ,en la mayoría de los casos, con tela de algodón (a poder ser desenfundable y lavable) son  elementos  importantes pues absorben los ruidos.
            
Los rellenos   internos suelen ser de poliester. Por otra parte tanto su armazón, como una rejilla situada en la parte lateral o su base perforada permiten el intercambio de aire para mantener una temperatura y un grado de humedad ideales.

Ciertos cucos o  capazos admiten la opción de poder orientarse en  los dos sentidos de la marcha.



RECOMENDACIONES A TENER EN CUENTA

En cuanto al cochecito de paseo:

Antes de comprar un  cochecito sea el modelo que sea hay que comprobar antes las dimensiones de donde se va a guardar para evitar problemas de espacio.

 

  • Vigilar que el chasis ofrece un sólido apoyo al cuco.
  • Vigilar que el chasis y el capazo no tengan partes que sobresalgan o tornillos sin ajustar que pudieran dañar al bebé.
  • Comprobar que la apertura y cierre (plegado) con desactivación de los bloqueos  de seguridad se efectúa fácilmente y que los niños no pueden accionarlos.
  • Tener en cuenta que según el uso que se le la a dar al cochecito (por la ciudad o montaña) existen diferentes modelos.
  • Comprobar que los frenos sean fáciles de activar y desactivar con el pié y que el niño no puede llegar a ellos.
  • Comprobar  que el manillar este solidamente  fijado a la estructura del cochecito.
  • Procurar no cargar el manillar con bolsas, juguetes ,etc. que pesen mas de lo   que pueda soportar el cochecito  pues podría hacer volcar la silla hacia atrás.
  • Vigilar que el cuco tenga las dimensiones adecuadas y que permita una  correcta circulación de aire.
  • Vigilar que los laterales del cuco tienen la altura suficiente para albergar el colchón y las mantas
  • En cuanto el niño aprende a sentarse solo deje de  utilizar el cochecito, pues en este momento las caídas serán mucho más frecuentes.
  • Buscar siempre el distintivo en el que se especifica que el cochecito cumple con las normas de seguridad Europeas (EN 2888: 2003 A1 a A3 :2005).

 


En cuanto al niño:

  • Nunca hay que dejar solo al niños en el cochecito ni siquiera por un momento.
  • Procurar asegurarse en el momento de adquirir el cochecito  que el fondo del cuco no presente arruga alguna que podría molestar al bebé.
  • Si se cuelga  algun juguete en el cochecito hay que asegurarse que no pueda caerse encima del bebé.
  • En cuanto el niño a aprendido a sentarse es el momento idoneo de dejar el cochecito.