ÁREA PADRES...
FUTUROS PADRES
Web para padres especializada en Seguridad y Prevención de Accidentes Infantiles

INFORME TECNICO INFANCIASEGURA.es
TODO LO QUE LOS PADRES HAN DE SABER SOBRE...


Sección Coordinada por el Dr. J. Mateu Sancho  +
Fecha actualización: 27/04/2009
 


  La cuna  El moisés y la minicuna  Las sillas de paseo  Cochecitos de paseo  La Trona  El cambiador o vestidor

  Sillas o dispositivos de seguridad  El Capazo y la silla portabebés  Los Parques o corralitos  La Bañera

  Los andadores  Las mochilas  Los intercomunicadores  Las hamacas


Las sillas de paseo


"Alrededor de los cinco o seis meses , coincidiendo con el momento en que  el niño se aguanta ya sentado ( es decir mantiene la cabeza recta en la línea media de cuerpo), es cuando  puede procederse a utilizar la silla de paseo (teniendo siempre en cuenta que pueda apoyar bien su espalda en el respaldo)). El hecho de que el niño utilizará tal silla de paseo hasta más o menos los dos años es la razón por la que es preciso escoger un modelo que combine estabilidad y resistencia  con ligereza y facilidad de manejo y  principalmente que sea la adecuada  a la edad del niño y a la epoca durante la cual se empezara a pasearle."

La silla de paseo ideal debe ser confortable, ligera y de fácil  manejo   conveniente sea reclinable  para asi asegurar la comodidad y la seguridad del niño y tener un accesorio para que apoye los pies (reposapies).

Un detalle a tener en cuenta es la estación del año en la que el niño empezará a utilizar la silla por primera vez.  En aquellos lugares más bien fríos hay que procurar comprar una silla con capota y cubrepiés y con los  laterales más  bien altos y acolchados para que le protejan del frío. Por el contrario en aquellos lugares con temperaturas altas es preferible un modelo más bien ligero con un toldo.

Por lo que respecta  al paseo del niño es preferible que éste se lleve a cabo dos veces al día con una duración aproximada de una hora. La mejor hora para pasear,  siempre que el niño este despierto y no haga demasiado calor, es a mitad de la mañana o de la tarde. Hay que tener en cuenta antes de salir de paseo dar el pecho al niño y cambiarle el pañal. Es importante, a la vez, protegerle del sol poniéndole una crema protectora  y adaptando a la silla de paseo una sombrilla. No olvidar nunca llevar siempre una botella con agua. Tampoco  hay que olvidar que los bebés son muy vulnerables al calor y al frío por lo que es importante vestirle con ropas de algodón o de lino.


TODO LO QUE LOS PADRES HAN DE SABER SOBRE LAS CARACTERISTICAS DE LA SILLA DE PASEO ANTES DE PROCEDER A SU COMPRA

CHASIS: por lo que se refiere a su chasis  es primordial que la silla tenga una base amplia para evitar que vuelque, pueda plegarse y desplegarse fácilmente y que posea  un dispositivo de bloqueo de doble seguridad para impedir su cierre accidental.  El chasis de  las sillas de paseo suele fabricarse con tubos de aluminio o de acero ,con material plástico en los puntos de  unión y acostumbran a ser cromados, semicromados o barnizados (con productos atóxicos y resistentes al aire libre). Los chasis casi siempre están diseñados para que las sillas puedan permanecer en posición vertical cuando están plegadas. No hay que olvidar aquellos chasis dobles destinados  para niños gemelos.

PLEGADO: las sillas de paseo, para ser prácticas deben poder plegarse o  cerrarse  fácilmente. El plegado tipo paraguas es el que ocupa menos  espacio  cuando están cerradas (pueden colocarse en el  maletero del coche) siendo su  peso alrededor de 5 Kg. Sin embargo estas sillas (es decir las que se pliegan tipo paraguas) a pesar de ser ligeras , fáciles de manejar y ocupar poco espacio parece no proporcionan una sujeción suficiente, obligando a viajar  al niño incorporado en la  misma  posición.
Tales sillas están  indicadas para bebés de aproximadamente un año (nunca   menores de 9  meses) aunque pueden utilizarse hasta  que el niño cumpla los dos o tres años. Por regla general suelen tener  cuatro pares de ruedas de las cuales  las delanteras son  giratorias.

Las sillas de paseo que poseen un plegado tipo telescopico son más cómodas y manejables sin embargo pesan más (6-8 kg) pudiendo ser utilizadas a partir de los seis u ocho meses. Otras sillas de paseo que se pliegan tipo libro corresponden a aquellos modelos de cochecitos que  se transforman en sillas de paseo pudiendo ser utilizadas desde el nacimiento del bebé .
Tales  sillas  con este tipo de plegado son más pesadas (más de
10 kg) y suelen  tener ruedas grandes (las traseras individuales 
y las delanteras individuales o dobles) que les permiten un
manejo más fácil por terrenos irregulares.

CIERRES DE SEGURIDAD: por los que respecta a los cierres de seguridad (sistema de cierre y plegado) es preciso asegurarse que se accionen de manera automática al abrir la silla y voluntariamente al  cerrarla . Es obvio que para evitar que la silla no pueda plegarse con el  niño dentro es  preciso asegurarse de que tales sistemas de   cierre y   plegado   funcionen perfectamente.

RUEDAS: las sillas de paseo pueden llevar dos clases de ruedas según la  superficie en que vaya a ser utilizada. Las ruedas pequeñas y  giratorias  son apropiadas para circular por las superficies lisas (acera)  y con ellas es más fácil el cambiar de dirección estando fabricadas con un material plástico ligero y resistente. A la vez  su  tope incorporado  puede convertirlas en fijas. Tales ruedas (distribuidas en cuatro pares)  se adaptan a las sillas tipo paraguas.  Las ruedas  grandes y fijas, por otra parte, son más adecuadas para circular por terrenos irregulares (calles adoquinadas y bajar  las aceras)  y pueden adaptarse a las  sillas de aquellos padres que desean  ir al acampo o montaña. En este caso  las ruedas traseras suelen ser individuales y las delanteras individuales o dobles . Tales ruedas se adaptan a las sillas con chasis de plegado tipo libro.
             
AMORTIGUADORES: toda rueda va provista de amortiguadores regulables para  adaptarse al tipo de terreno y al crecimiento del niño.
  
FRENOS: los frenos de las sillas de paseo pueden ser de dos tipos (bloqueando siempre las ruedas posteriores). Uno de ellos son los frenos de barra   cuya función es bloquear la sillas  hallándose situados en  las ruedas posteriores .Tales frenos actúan al mismo tiempo con un simple movimiento del pie sobre la barra   (los chasis de plegado tipo libro normalmente incluyen este tipo de freno). Otro tipo de freno son aquellos  de pedal o independientes  situados en cada una de las  ruedas traseras  los cuales requieren dos movimientos distintos del pie para bloquear  las ruedas (los chasis de plegado tipo paraguas suelen incluir  este tipo de freno). En aquellas sillas que disponen de grandes ruedas  neumáticas se suelen emplear  frenos de  disco que en este caso actúan sobre las ruedas delanteras.

MANILLAR: el manillar de las silla de paseo es preciso sea regulable
en  altura   para adaptarse a  la persona que la conduce. El
reposapies por otra parte  también debe poder regularse. 

RESPALDO: es conveniente que el respaldo de la silla pueda reclinarse en  distintas posiciones (por si el niño  por si el niño se duerme durante el paseo). Si por el contrario el  respaldo de la silla es fijo debe esperarse un poco en colocar al  bebé en ella (no es prudente antes de los nueve meses).

ASIENTO: por lo que se refiere al asiento de tale sillas , éste es generalmente rígido  disponiendo de un  cinturón de seguridad o de retención sólido y  perfectamente  acabado   para   que el niño no pueda  lesionarse.
 
APOYA BRAZOS Y BARRAS DE SEGURIDAD:  el apoyabrazos y  la barra de seguridad  delantera  (que en algunas sillas puede  retirarse para poder acomodar más fácilmente al niño) han de estar debidamente acolchados.   

CINTURÓN DE SEGURIDAD:  no hay que olvidar  que para el niño vaya bien sujeto a la silla ésta debe llevar un cinturón de seguridad o de retención y una tira  entrepiernas (los cuales deben ser sólidos y perfectamente acabados) o bien un arnés integral que sujete también el pecho. Es preciso comprobar que el sistema del  cierre del mismo sea  seguro y que el  niño no pueda abrirlo.

REVESTIMIENTO: en cuanto a su revestimiento, los tejidos más utilizados  en las sillas de paseo son el  poliéster que puede lavarse fácilmente con un  trapo húmedo y  también el algodón aunque éste se ensucia más y debe lavarse con   más frecuencia. Existen tejidos mixtos de características intermedias entre el poliéster y el algodón.
 
ACCESORIOS: toda las sillas de paseo normalmente incluyen como opcionales una serie de accesorios  tales como un plástico para la lluvia, una colchoneta, una capota de plástico, una sombrilla, una cesta, un bolso etc.



RECOMENDACIONES A TENER EN CUENTA

En cuanto a la silla de paseo:

Antes de comprar la silla de paseo es preciso comprobar sus medidas con las del sitio donde se va a guardar , sin olvidar comprobar si entrará en el  ascensor o en el portaequipajes.

  • Elegir siempre una silla de paseo que tenga una base amplia para evitar que pueda volcar.
  • Es preciso que la silla de paseo lleve un cinturón de seguridad y un arnés.
  • Buscar siempre el distintivo de que la silla cumple con las normas europeas de seguridad.

 


En cuanto al niño:

Nunca dejar solo al niño en la silla de paseo aunque sea por un solo momento.

  • Antes de sentar el niño en la silla  hay que comprobar que este completamente desplegada y que el asiento esta bien anclado en el chasis.
  • No olvidar poner el cinturón de seguridad o retencion una vez colocado el niño en la silla y antes de iniciar el paseo.
  • Comprobar que el dispositivo de seguridad que evita el plegado o cierre  de la silla esta bien anclado.
  • Accionar los frenos siempre que la silla se halla detenida.
  • Mantener al niño a una distancia prudencial cuando se disponga a abrir o cerrar  (plegar o desplegar) la silla de paseo.
  • No colgar bolsos o llevar objetos pesados en el asa o manillar de la silla de la silla.
  • La cesta debe colocarse  en una posición   más bien baja y cerca de las ruedas posteriores.
  • Accionar el freno cada vez que se pare de pasear.
  • Evitar  no subir escaleras con el bebé sentado en la silla.
  • No cargar la silla con bolsas de la compra u otros objetos pues podría volcarse.
  • En caso de llevar un bebé colocar unas sabanas enrolladas a cada lado de él  para utilizarlas de amortiguadores.