ÁREA PADRES...
FUTUROS PADRES
Web para padres especializada en Seguridad y Prevención de Accidentes Infantiles

INFORME TECNICO INFANCIASEGURA.es
TODO LO QUE LOS PADRES HAN DE SABER SOBRE...


Sección Coordinada por el Dr. J. Mateu Sancho  +
Fecha actualización: 27/04/2009
 


  La cuna  El moisés y la minicuna  Las sillas de paseo  Cochecitos de paseo  La Trona  El cambiador o vestidor

  Sillas o dispositivos de seguridad  El Capazo y la silla portabebés  Los Parques o corralitos  La Bañera

  Los andadores  Las mochilas  Los intercomunicadores  Las hamacas


La Bañera


  "La bañera, a pesar de ser un articulo temporal su elección no debe menospreciarse en modo alguno . Así pues antes de comprarla hay que  asegurarse de que se adquiere un producto homologado , practico para la madre y cómodo para el bebé  ya que se utilizará continuamente durante el primer año
de vida. "

La bañera, a pesar de ser un articulo temporal su elección no debe menospreciarse en modo alguno. Así pues antes de comprarla hay que  asegurarse de que se adquiere un producto homologado, práctico para la madre y cómodo para el bebé  ya que se utilizará continuamente durante el primer año de vida.     


TODO LO QUE LOS PADRES HAN DE SABER SOBRE COMO DEBE SER UNA BAÑERA ANTES DE PROCEDER A SU COMPRA

Varios son los requisitos a tener en cuenta  para que  una bañera  pueda considerarse segura. Uno de ellos es que su estructura sea estable y su cubeta sea de material termoplástico duradero. Normalmente las bañeras son de  polipropileno ( sustancia termoplastica que garantiza la higiene) con la  suficiente resistencia para  que no se deforme con el paso del tiempo.  Otro  requisito es que su forma sea anatómica  para que el niño pueda sentarse cómodamente y  se evite así el riesgo de deslizarse bajo el agua (es decir que el bebé este reclinado sin sumergirlo).

 A la vez toda bañera (que por norma general su cubeta acostumbra a tener una capacidad que oscila entre los 12 y los 20 litros de agua) es preciso  tenga en su fondo un orificio  (con su correspondiente tapón)  y un tubo de desagüe para  vaciar su contenido en el inodoro o bien en el bidét.  En caso de no tener tal tubo de desagüe la cubeta ha de ser fácil de extraer para asi poder vaciarla sin derramar agua por el suelo. Respecto al tapón, es importante asegurarse de que el niño no podrá levantarlo con las manos o en una de sus pataletas. Por esta razón son más seguros   aquellos tapones de giro que los de simple presión.

 Por norma general la mayoría de bañeras  al no estar pensadas para desplazarse por la casa se hallan adaptadas a una estructura (chasis) con patas metálicas o de madera fijas o plegables (para así ocupar menos espacio al cerrarse)  recubiertas de un material antideslizante, aun cuando  existen modelos  con cuatro ruedas giratorias con freno de seguridad en dos de ellas.  Todas las partes de la estructura que componen la bañera deben ser lavables y fácilmente accesibles a su limpieza.

 La típica bañera infantil es aquella de forma anatómica y de plástico duro  (cubeta)  con fondo o asiento ergonómico  antideslizante y contorneado sin accesorio  alguno para ser colocada  (mientras el niño no se mueva mucho) sobre cualquier  superficie plana horizontal y estable

 Otras bañeras llevan  un soporte especial para que puedan  adaptarse a los bordes de la bañera del adulto (sea directamente o con la ayuda de un chasis metálico regulable).

 Ciertas bañeras  de plástico, expresamente diseñadas para ocupar un mínimo espacio, son aquellas que se instalan apoyadas  sobre el fondo o base de la bañera del cuarto de baño. Tales bañeras disponen optativamente  de una base rígida con unas ventosas de fijación, unas barras transversales o unas patas  estables para así mantenerse estáticas. Estas bañeras pueden llenarse directamente de agua  con solo abrir los grifos de la  bañera grande. 

   Las bañeras hinchables  de PVC decoradas con pinturas atóxicas se adaptan a cualquier espacio del cuarto al estilo de una pequeña piscina, siendo una solución para los problemas de espacio y en el caso de tener que desplazarse pues pueden deshincharse después de usarse . Esta bañera debe  estar provista de una válvula de seguridad. Los modelos más sofisticados de estas bañeras se hallan dotados de ventosas para así poder colgarlas en la pared. Otros modelos emiten sonidos y cuentan con sensores que alertan si cambia la temperatura del agua.

 Existen bañeras fabricadas en plástico con estructura de apoyo y con soporte plegable de tubo de acero o madera provistas  de patas que se pueden frenar.
 
 No hay que olvidar aquellas bañeras de polipropileno transparente especialmente diseñadas (cubo de forma redondeada alrededor del bebé) para que el bebé mantenga dentro de ella la posición fetal ,es decir las condiciones del útero materno  lo que le produce sensación de relajación y seguridad. Tales bañeras parece ser que alivia los típicos cólicos del lactante pues la posición fetal que adopta el bebé dentro de ella  le ayuda a eliminar los gases  de forma natural. Tal bañera pueden utilizarse desde el nacimiento hasta el año de edad.  Su base es antideslizante y sus cantos redondeados necesitando menos agua que las demás bañeras.
 
  Un complemento ineludible de la bañera  es el termómetro de baño del que existen varios modelos (en forma de pez etc.)y cuya función es controlar la temperatura del agua (entre 32 y 37 grados). Algunos de ellos indican  hasta el nivel de agua recomendado.

  Las sillitas asientos o aros de baño constituyen  un soporte muy práctico  cuando el niño ya se mantiene sentado solito y se pasa a utilizar la bañera grande. Por otra parte deja a la madre con las manos libres para  enjabonarlo y enjuagarlo (sin embargo se han comunicado casos de ahogamiento). Tales sillas  poseen  tres o cuatro patas con unas ventosas para ser fijadas al fondo de la cubeta de la bañera y con una cubeta entrepiernas o una barra de seguridad. Ahora bien es posible que tales ventosas se deterioren (es importante el revisarlas periódicamente) o el niño pueda deslizarse  entre las patas y sumergirse en el agua. A la vez hay que colocar una correa o una barra
entre las piernas del niño

  Una variedad por lo que respecta a las bañeras son las bañeras- cambiador (dos en uno) plegable  en tijera o   forma de X con estructura metálica de las cuales existen varios modelos (lo que hace que sean más fáciles de guardar pues ocupan mínimo espacio una vez han sido utilizadas) y las bañeras-cambiador no plegables con una serie de superficies o cestas pudiendo tener ruedas provistas de freno. Tanto en  unas como en  otras su cubeta anatómica ha sido especialmente diseñada para que el bebé pueda  apoyar cómodamente su cabeza  y  llevan incorporada en su parte superior una superficie plana (cambiador abatible o colchoneta  de plástico  acolchado con bordes elevados o  rodillos de 12-15 cm.) cuyo objeto es poder cambiar y vestir al niño después del baño sin tener que desplazarse para así evitar riesgos de caídas accidentales.  Es preciso en estos modelos vigilar las roturas de tales rodillos o bordes ya que el niño podría coger trocitos de goma espuma o plástico contenidos en ellos y llevárselos a la boca. Las patas antideslizantes en estos modelos son indispensables.

  En otros modelos  la bañera y el cambiador están integrados en un mueble de madera con  3 o 4 cajones, estanterías y hasta un hueco con puerta para guardar a la bañera. Existen multitud de modelos de estos muebles-bañeras.
 
 En otros modelos de bañera-cambiador se incluye además una bandeja inferior  o estante y unos bolsillos laterales para colocar las toallas y los artículos de aseo (el gel, colonias etc).  Es conveniente colocar tales muebles en un ángulo de la habitación siempre apoyado a la pared).



RECOMENDACIONES A TENER EN CUENTA

En cuanto a la bañera:

  • Colocar  la bañera en un ángulo de la habitación.
  • Es preciso asegurarse de que la bañera (sostenida por una estructura o chasis) es completamente estable.
  • Vigilar que el fondo de la bañera no esté  sucia y rugosa.
  • Procurar  lavar periódicamente la bañera después de cada  uso  para eliminar los restos de jabón .
  • El agua de la bañera ha de tener una temperatura agradable y moderada.
  • Aquellas bañeras que disponen de un tubo de desagüe hay que vigilar de que éste no pierda agua y a la vez que su tapón se   adapte y bloquee perfectamente el orificio de salida.
  • Enjuagar las sillitas y los aros después de cada uso
  • Vigilar que las ventosas de las sillitas o aros estén sucias.
  • Pensar que el reiterado uso de las ventosas deteriora su succión.
  • Comprobar que la bañera cumple con las normas Europeas de Seguridad.

 


En cuanto al niño:

  • Durante el baño no hay que dejar al niño e solo ni por un instante (si hay que ausentarse urgentemente hay que llevarse al niño).
  • Antes de introducir el niño en la bañera hay que controlar la temperatura  del agua con un termómetro de baño.
  • Tener cuidado que el niño no accione el tapon del desagúe de la  bañera con el  pié..  Procurar que el tapón  se cierre mediante su giro 
  • Recordar que las sillitas o aros de baño son una ayuda para bañar al niño pero no es un articulo de seguridad.
  • Vigilar que los aros no tengan  bordes rugosos que puedan lesionar al niño.
  • Comprobar que las sillitas disponen  de una sujeción  entre las piernas para que el  niño no se deslice.